GOBIERNO APROVECHA LA CRISIS PARA ELIMINAR LA ESCUELA PÚBLICA | Trabajadorxs hablan

0
263

EDUCAMOS

San Juan, P. R. 20 de marzo de 2020. Aprovechando la actual situación de crisis por la que atraviesa el país, la Cámara de Representantes acaba aprobar que la escuela pública sea sustituida por la educación a distancia donde las clases sean ofrecidas a través de curso en línea, video conferencia o cualquier otro medio tecnológico y que incluso puedan ser ofrecidas “por otras instituciones educativas, organizaciones sin fines de lucro, municipios, dependencias gubernamentales u otras entidades del sector privado”. Así lo establecen al enmendar la ya nefasta Ley 85 que promueve la privatización de la educación.

Esto podría constituir la estocada final a la escuela pública puertorriqueña ya que amplía por decreto las opciones de privatización y crea el escenario para que en última instancia, todas las escuelas públicas sean cerradas y se eliminen las plazas del magisterio y otros trabajadores/as de la educación. Despejan así el escenario para que los mismos buitres y mercaderes de siempre monten sus kioscos para enriquecerse a costa de los derechos de la gente.

Peor aún, el gobierno como perro faldero de la empresa privada le está quitando al magisterio, a las comunidades y al pueblo el derecho a expresión y participación al aprobar esta barbaridad durante el toque de queda cuando los sectores afectados se ven imposibilitados de acudir a cualquier vista pública para oponerse a esas medidas como parte del proceso legislativo.

No se puede esperar menos de un gobierno plagado de corrupción que actúa a espaldas de los intereses del pueblo al estilo de la peor mafia gubernamental que haya existido en nuestra historia. Por eso precisamente fue que tuvieron a una Secretaria de Educación cuyos actos delictivos son la mejor evidencia de la forma en que funciona esta mafia gubernamental corrupta y canalla.

Aprovecharse de la situación actual donde el pueblo y sus sectores más pobres pasan por el sufrimiento, la desesperación y el miedo causado por el huracán, agravado por los terremotos y mucho más por la actual pandemia del coronavirus refleja que la perversidad y el oscurantismo del gobierno al servicio de la Junta Fiscal y de los intereses de los sectores más poderosos, no tiene límites. La administración de turno es peor que cualquier desastre y más dañino que cualquier virus ya que actúan y conspiran a propósito en contra de la inmensa mayoría del país.

Le toca al pueblo estar alerta y, en su momento, enfrentar a quienes así se conducen con la necesaria movilización y lucha que parece ser la única manera de detenerlo.

avatar