La paz de los capitalistas es violencia para la clase trabajadora

0
748

Por: Emilio

El actual presidente de la Junta de Wall Street, José Carrión, en reciente carta al país, señaló que las iniciativas propuestas para Puerto Rico están enmarcadas en un espíritu dirigido a “autoevaluarnos y hacer resoluciones positivas para el Nuevo Año.”[1] Este nuevo año promete la paz de los capitalistas que se sostiene sobre la violencia para la clase trabajadora y el pueblo en general.

La JWS indicó que el gobierno debe adoptar medidas para no depender de fondos federales. Planteó que debe disminuir gastos y aumentar ingresos. Estableció que tiene que implantar reformas estructurales y reestructure sus obligaciones a largo plazo, incluyendo la deuda y las pensiones, procurando reducir el gobierno al “tamaño correcto”. Estos argumentos se sostienen sobre la lógica del acaparamiento de nuestros recursos como país. Intentan justificarlo al plantear que el déficit, estimado en $67,000 millones en los próximos 10 años, requeriría el equivalente de que las familias en Puerto Rico pagaran $5,400 anuales por la próxima década.

Esto son estrategias ideológicas de manipulación para exculpar el verdadero causante de nuestra realidad actual, el capitalismo como sistema y la clase capitalista como clase dominante. Han sido los capitalistas y sus lacayos quienes han saqueado el país, bajo un sistema que devora todo a su paso. Fueron estos quienes, bajo la colonia, se apropiaron de las mejores tierras de cultivo en la primera mitad del siglo pasado. Estos, quienes, en la segunda mitad, llegaron con sus compañías con la promesa de mano de obra barata y leyes de incentivos industriales, bajo la Operación Manos a la Obra, para detener las luchas en favor del socialismo y para mantener su posición de clase. Son ellos, con el apoyo del estado, quienes expropian alrededor de $35 billones anuales para llenar sus arcas.

Por otro lado, no podemos olvidar las relaciones familiares de los integrantes de la JWS con el liderato del Partido Nuevo Progresista, ahora en el poder, ni mucho menos, el historial de estos con los banqueros y dueños de medios de prensa del país. En fin, con los capitalistas criollos y coloniales. Como hemos señalado, José Carrión, es cuñado del saliente comisionado residente Pedro Pierluisi, y primo del burgués Richard Carrión. Anteriormente, fue miembro del Consejo Asesor De Reconstrucción Económica y Fiscal (CAREF) bajo el gobierno de Luis Fortuño. Estos fueron los mismos que organizaron las Alianzas Público Privadas (APP) y la Ley 7. Esta ley dejó en la calle a más de 15,000 empleados públicos en el 2009.[2]

Ahora, desde su lógica de clase burguesa lanzan propuestas, que no son otra cosa que mandatos dictatoriales, para reorganizar el país de acuerdo a sus intereses ante un sistema económico mundial parasitario. No nos llamemos a engaño, las medidas propuestas de “reforma laboral” y de “asistencia social”; de “reforma energética”; de “reforma contributiva”; de “reforma de permisos”; de “reestructuración del gobierno al tamaño correcto”, significarán menos derechos laborales, futuro incierto, endeudado y precario, sin pensiones, ni retiro. Asimismo, significa acaparamiento de la infraestructura socioeconómica del país en manos de los banqueros y bonistas. En otras palabras, privatización, explotación, desempleo y empobrecimiento para la clase trabajadora y aumento en riquezas para los burgueses. El presidente de la JWS nos exhorta desde su comodidad de clase a aceptar que, “La Navidad es tiempo de compartir y celebrar en familia.” Sabemos, sin embargo, que, la paz de los capitalistas es violencia para la clase trabajadora y el pueblo en general. Se avecina una nueva escalada en la lucha de clases con fuertes vientos de represión por un estado dictatorial militarizado.

Como clase trabajadora, debemos organizarnos independientemente de los partidos de la burguesía y la pequeña burguesía, quienes han sido cómplices de este proceso y se aferran a posturas oportunistas. Hacemos un llamado a la organización de asambleas de trabajadores para sacudir de raíz el sistema que nos oprime.

¡Ni junta ni colonia! ¡Consejos de trabajadores ahora!

[1] http://www.elnuevodia.com/opinion/columnas/unnuevocaminoparapuertorico-columna-2276079/

[2]  http://abayarderojo.org/2016/10/conexiones-miembros-de-la-junta/