Incineradora: seria amenaza a la salud de nuestro pueblo

0
809

Por Abayarde Rojo

Se cierne sobre nuestro país una grave amenaza a nuestro medioambiente, nuestra salud, a nuestra prole. El caso de la incineradora de Arecibo ha pasado con poca resonancia en la discusión pública del país, a pesar de que ocupa una importancia fundamental  para nuestra sociedad por las implicaciones que tiene para nuestro futuro, es decir, el mundo que le dejaremos a nuestra prole. En ese sentido, las organizaciones revolucionarias debemos autocriticarnos por  no fomentar más la discusión sobre este nuevo atentado contra el patrimonio común (cielo, tierra aire, agua). Uno que promete causar daños irreversibles, no solo al medioambiente, sino a toda la población de Puerto Rico.

Es deber, no solo de toda y todo revolucionario, sino de toda la sociedad, de luchar contra este engendro, que va contra toda la práctica y conocimiento sobre el manejo de desperdicios sólidos a nivel mundial. Este nuevo embeleco está creado a imagen y semejanza del gasoducto de Wall Street. Está impulsado por los mismos sectores parasitarios que impulsaron el embeleco anterior, en contra de los intereses de toda la sociedad.

Todo esto ocurre con la bendición de las sagradas “autoridades federales” quienes se pasan sermoneando al pueblo puertorriqueño con un cinismo increíble sobre la conservación del ambiente. El caso más desgraciado, aparte de la incineradora, es Vieques, donde bombardearon y tiraron lo que no se atrevieron tirar en su país, y donde ahora son feroces guardianes bajo la sombrilla de “pesca y vida silvestre”. Sí Pepe.

Por eso el lunes 17 de noviembre desde las 6:00 pm, residentes de Arecibo, grupos ambientales y comunitarios convocaron a la ciudadanía a unirse a la Vigilia por el Aire Limpio frente a La Fortaleza en rechazo por la contaminación del aire y las aguas de sus comunidades que representaría la construcción de la planta incineradora Energy Answers. El proyecto quemaría unas 2,100 toneladas de residuos domésticos diariamente, y que además recibió el aval de las agencias de protección ambiental a nivel estatal y federal. Distintos sectores han advertido que la planta emitiría al aire peligrosas sustancias, incluyendo dioxinas y furanos, conocidos por ser químicos altamente nocivos a la salud. También emitiría al aire metales pesados, incluyendo plomo, en un área que ya ha sido declarada como contaminada con ese elemento por la EPA. Además, la incineradora produciría cenizas tóxicas que dependen de los únicos ocho vertederos, que quedarán en el país, para ser descartadas.

Los grupos que convocaron a la vigilia enfatizaron que es el momento de que el gobierno rechace en su totalidad este proyecto. “La quema de “basura” es un disparate económico. Si no tiene sentido seguir enterrando en vertederos $500 millones anuales, el valor de los materiales que contiene, ¿a dónde se fue el sentido común de tan sólo pensar quemar 500 millones de dólares en materia prima post consumo y seguir perdiendo los 36 mil empleos que generaría esta industria?”, planteó el residente de Arecibo y miembro de Basura Cero, Javier Biaggi.

Nuestro deber es luchar contra este proyecto con todas las fuerzas de nuestra sociedad. Este “proyecto” viabiliza la destrucción de los recursos con los que aspiramos a construir el socialismo.  Literalmente se nos va la vida en ello.

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments