NUESTROS LECTORES ESCRIBEN

0
735

El poder del pueblo trabajador

por Waldo Sanabria Lugo
Educador Musical Puertorriqueño

El poder del pueblo de Puerto Rico pertenece a la clase obrera, o sea, a la clase trabajadora. Si bien esta aseveración la han utilizado en múltiples ocasiones las uniones obreras así como el gobierno, la realidad es que nunca hemos contemplado su verdadero significado. Puerto Rico atraviesa por una situación económica precaria donde los obreros públicos están siendo oprimidos por el propio gobierno y los grandes intereses de los bancos y bonistas. Es momento de luchar hasta el final contra los explotadores y contra todos los órganos de poder. El poder pertenece completa y exclusivamente a las masas trabajadoras; desde el campesino, obreros, maestros, policías, enfermeras y todo agente de servicio público social de la llamada clase media. Es el gobierno el que no entiende que la AUTODETERMINACIÓN DE LOS PUEBLOS son los que ponen y quitan gobernantes y funcionarios públicos. Es el gobierno el que no quiere legislar para el pueblo. Son los Senadores y Representantes los que olvidan que el verdadero poder debajo del trono son los trabajadores porque somos nosotros los que movemos la economía tributable y la economía soterrada del país.

El gobierno nos promete participación directa en todos los asuntos importantes del país, garantizando así no violar la Constitución. Sin embargo estamos viviendo las injusticias y los atropellos con nuestros sistemas de retiro, los impuestos y la inestabilidad sin precedentes de una economía chatarra.

La voluntad del pueblo es el verdadero poder del pueblo de Puerto Rico y estamos viviendo una PIRÁMIDE INVERSA donde el gobierno obliga al pueblo a realizar una vida ajena a nuestra voluntad. Con una tasa de desempleo que ronda en un 16 %, ante la inseguridad de la creación de mas empleos y el poder del gobierno comprando nuestros salarios y beneficios adquiridos, es tiempo de movilizar nuestro derecho a la libre expresión y decir: “aspiramos a una mayor eficiencia y productividad, pero no a costa del pueblo trabajador”. La voluntad del pueblo es que los salarios de todos los trabajadores se ajusten a la tasa de inflación, pero no solamente a los políticos en ese sentido, el gobierno a discriminado constantemente creando un margen amplio de estatus social entre políticos y el pueblo. Si queremos tener una isla productiva es el gobierno central los que deben hacer los ajustes y la transición.

La mas grande de todas las interrogantes del pueblo es, ¿porque el pueblo tiene que pagar los errores de los gobernantes? La respuesta es sencilla, porque la PIRÁMIDE INVERSA es el poder del gobernante. Sin embargo, entendemos que han oprimido tanto al pueblo trabajador que la lucha por el futuro del pueblo ha comenzado porque hemos sido testigos de la intransigencia, de la represión y la mentira del estado.

El pueblo trabajador ha reflexionado sobre que libertades y derechos que tenemos y como estamos viviendo, por igual,  hemos reflexionado sobre el régimen político y económico que nos abruma. Hemos abierto nuestras perspectivas para ser los libres pensadores de nuestra sociedad. Como pueblo trabajador hemos de romper el burdo gubernamental y darnos a respetar como individuos pensantes y racionales. No se trata de promover violencia, sino encaminarnos a perder el miedo, y defender cualquier situación que lo amerite. El pueblo trabajador no cree los ideales democráticos que pregona el gobierno, porque nunca han existido y nunca existirán. Irónicamente, somos los trabajadores de Puerto Rico los que sostenemos a este gobierno y no viceversa.

avatar