Continúa represión federal contra nacionalistas

0
829
Para las personas que viven convencidas de que disfrutamos de un régimen democrático, en el que se incluye la libertad de movimiento, lamentablemente deben analizar su realidad más de cerca. Máxime cuando el periódico El Nuevo Día de hoy 17 de junio de 2013 confirma lo que toda y todo luchador social conoce de primera mano: la represión política en distintas modalidades como es el carpeteo.
Esta repugnante tarea de espionaje por razones políticas ha recaído en Puerto Rico principalmente por el FBI, aunque tienen presencia otras tantas agencias de inteligencia en nuestro país.
Hoy vuelven a ensañarse las agencias federales con el compañero Francisco «Paco» Torres al impedirle nuevamente salir del país el sábado 15 de junio. Esta situación fue similar a la que reportásemos hace varias semanas, en la que de igual forma se le impidiese abordar su vuelo en aquella ocasión.
La gerencia de la linea aérea Delta prefirió defender sus intereses comerciales antes que defender los constitucionales (de aquí y de allá) al impedir que el portavoz y presidente del Partido Nacionalista Francisco(Paco) Torres saliese en uno de sus vuelos hacia la ciudad de Nueva York a deponer ante el Comité de Descolonización de la ONU.
La gerencia de la linea aérea dilató lo suficiente el proceso de consulta con las «Autoridades» para que el afectado perdiese el vuelo pero fue muy ágil en solicitarle a los agentes de la Policía  que le evitaran el escándalo público e intentaran remover a uno de los acompañantes del presidente del Partido Nacionalista que, indignado por el atropello contra los derechos humanos se dirigía, en ingles y español, al gran público que allí se encontraba.
Entre los que hacían fila para ser atendidos en el terminal de Delta se encontraba un gran grupo de guardias nacionales en ropa de civil que quedaron mudos cuando a viva voz el manifestante los invitaba a reflexionar y ha contestarle sobre si los mismos «derechos democráticos» que ellos salían a defender fuera de Puerto Rico eran los mismos que ellos estaban permitiendo se les violaran al regresar al «territorio nacional».
Todas las organizaciones progresistas y revolucionarias debemos denunciar estos hechos, independientemente de su ideología, ya que permanecer en silencio nos hace vulnerables a la represión.
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments