El sufrimiento del pueblo recae ahora en la esperanza de Alejandro García Padilla

1
1081

Por Montes
Evidentemente el pueblo tenía la necesidad de acabar con la política neoliberal de la administración opresiva del gobernador Luis Fortuño. Los discursos en los distintos espacios de la sociedad puertorriqueña repudiaban las prácticas neoliberales y los modelos anti obreros del gobernador de turno. Bajo todo este escenario se prepara la imagen esperanzadora del Partido Popular Democrático, Alejandro García Padilla. Ese hombre de imagen comercial con discursos llenos de una simpatía social que aparenta tranquilizar parcialmente todas las penas de la miseria que viven los sectores mas oprimidos de nuestra sociedad. Dentro de este marco social, muchas personas antes de comenzar a preparar este personaje, no se conmovían por las capacidades, los pensamientos y las políticas públicas de este señor. Tanto así que en la decisión de apoyar la enmienda de la constitución de Puerto Rico para quitar el derecho ciudadano a probar que es inocente, la población le da un espaldarazo y defiende su derecho. Este mismo personaje que quiso quitarle derechos al pueblo, hizo un lavado a su imagen elitista y conquisto la conciencia de la gran mayoría de la población. Con unos planteamientos bien diferenciados, comienza a ser un llamado a la unidad y dentro de un ego palpable se autoproclama como el único en poder cambiar a Puerto Rico. Bueno, es muy cierto que era el único, pero era el único que le podía ganar a Fortuño, no de crear la revolución social que tanto necesitamos en Puerto Rico.

Estudia, Organizate y Lucha

La táctica tradicional que utilizo el partido Popular Democrático, se apega nuevamente a esa enajenación del pueblo de sacar y poner candidatos políticos. “Hay que darle una oportunidad”, son las expresiones del pueblo que también fueron usadas en el 2008 cuando Fortuño era el que estaba esperando esa oportunidad para entrar en el juego de la política burguesa. Desde siglos le estamos dando oportunidades a la clase rica del país, es hora de dar oportunidad a la gran masa oprimida. No existe sociedad que haya conseguido mejores circunstancias de vida que la que le da la oportunidad a su propio pueblo. La historia nos presenta que el poder estructurado desde las masas populares es el que hace que surjan verdaderos cambios a las sociedades, fueron los obreros los que consiguieron jornadas de trabajo mas humanas, como las ocho horas laborales, fueron los negros los que consiguieron rebelarse ante los ataques raciales de los empresarios esclavistas, fueron las mujeres las que se lanzaron a la calle a buscar su participación social, en el derecho a votar, educarse y verse igual que los hombres, fueron los países antimperialistas de América Latina y el Caribe que han logrado detener la ofensiva capitalista. Nosotros, si, nosotros mismos, la clase oprimida es la que ha cambiado la historia y la que la cambiara siempre. Puede que García Padilla reforme una pequeña cantidad de problemas que nos afectan, pero nosotros organizados y bajo una consciencia de clases consistente no contaríamos con políticas hipócritas de individuos que juran cambiarnos, sino con la capacidad de nosotros mismos gobernarnos bajo el poder popular de la clase obrera. La consigna histórica que utilizaron, utilizamos y utilizaremos siempre los oprimidos, es: ¡Estudia, Organízate y Lucha!, para no sufrir con promesas de cambio conservadoras y superficiales.

guest
1 Comment
nuevo
viejo más popular
Inline Feedbacks
View all comments
vidal figueroa lópez
vidal figueroa lópez
8 años desde que se publicó

AQUI nos mata el miedo,el miedo a ser libres, la mayoria se ha acostumbrado a estar marginados a ser obligados a derramar sangre boricua en paises extrangeros que ni siquiera saben que existimos,que somos una nación con una rica historia cultural, instamos a nuestros jovenes a luchar por ideales ajenos y les criticamos y hasta penalisamos por luchar por sus propios derechos y por exigir respeto, incluso los trabajdores tienen que hirse a la calle a exigir respeto y defender sus derechos y el fanatismo del pueblo los fustiga inmisericordemente; haaaa ya estan estos cabrones jodiendo otra vez; es al… Leer más »