Nuestro deber es luchar – 7

0
838
Encuentro del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, con intelectuales e invitados a la XXI Feria Internacional del Libro Cuba 2012, efectuado en el Palacio de Convenciones, el 10 de febrero de 2012, “Año 54 de la Revolución”

Séptima Parte

Harri Grünberg.-  Tenemos aquí en la delegación un diario de izquierda, en Alemania se llama Junge Welt el cual seguramente se va a poner en la pista, a averiguar eso.

Cmdte.-  Bien, me alegro, muchas gracias.

Harri Grünberg.-  Cuando la señora Merkel tomó la decisión fue criticada severamente por el gran capital alemán; se puso el gran capital alemán arrecho  con la Canciller.

Stella Calloni.-  Solo quería decir, Abel, primero, que está muy reconocido todo el trabajo que ha hecho y lo importante que ha sido la Red; pero está un poquito detenida. Convengamos que en este momento que más se le necesita, tendríamos que estar muchísimo más activos.

El tema es que cuando yo decía que no bastaba solamente hacer y firmar los comunicados, sino que tenemos que hacer algo más.  Sí, tenemos que proponernos salir hacia el pueblo, tenemos que proponernos tener otro tipo de voz, otro tipo de comunicación, porque dadas las condiciones, por ejemplo, de lo de Siria ahora, no se ha hecho nada. Hasta ahora yo no he visto ningún comunicado de nadie.  Entonces, esta lentitud ayudó a que el modelo libio, igual, tal como se aplicó en ese país de Noráfrica, se aplicara en Siria.

Hicieron lo mismo: un supuesto levantamiento popular,  que si lo hubo fue manifestación pequeña, pero ya estaban allí los mercenarios en Banghazi.No hubo ningún bombardeo de Gaddafi contra el pueblo, ya está comprobado.  Los rusos y los chinos lo han especificado claramente y también los observadores de la Unión Africana. Sin embargo, se usó esa mentira del bombardeo como la violación de derechos humanos para actuar contra ese país.

Cmdte.-  El caso de Siria es peor todavía; porque por lo menos tú puedes analizar la política de Gaddafi, que tuvo aciertos y tuvo errores. En un momento se quedó solo, ¿no?, cuando se cayó la URSS. Algo sobre eso escribí, cómo  ocurrió todo, y Reagan fue el primero que metió los aviones allí.  Yo estuve en la casa de Gaddafi, porque él estaba, como norma, en la casa.  Después del bombardeo estuve de visita allí, me mostró la casa bombardeada, contó lo de la niña que había muerto allí. Años después, cuando se produce el hundimiento de la URSS, él se desestabiliza un poco y cree que puede resolver acercándose a Occidente. Entonces, todo el mundo corrió para allá: el Gobierno de España, el de Francia, el de Inglaterra, hasta Bush, quien fue el primerito que corrió, y dice:  “¡Ah, qué bueno!”, y entonces Gaddafi negoció hasta antiaéreas que le habían suministrado los soviéticos.

Porque, se puede caer la URSS, pero no se cayeron los cañones ni las antiaéreas.  Nosotros el armamento que tenemos es soviético y la mayor parte de ese armamento vino cuando existía la URSS, pero ahí está el armamento bien cuidado, bien atendido, y, sobre todo, lo más importante es la adaptación de las tácticas a la nueva situación, que es muy cambiante.

Stella Calloni.-  Y el dinero lo puso en Europa porque pensó que los bancos europeos eran serios, y entonces puso casi todo el dinero del Estado libio en Europa. Fue una trampa. Lo convencieron.

Cmdte.-  Gaddafi tuvo algunos errores de apreciación. Se quedó solo, desde luego, cuando aquello se derrumbó y los yankis aprovecharon; porque todos fueron cómplices, todos fueron allí a vender, a vender armas.  Los ingleses vendieron todos los instrumentos de represión interna; se los vendieron a los libios; franceses, italianos, españoles los suministraron.  Bueno, Gaddafi era un zar en Europa, iba y venía.  Hay que ver las filmaciones realizadas.

Stella Calloni.-  Francia vendió armas.  Además, los que le vendían las armas conocían las armas, las que podían servir o no para la defensa que tenían que hacer. Esa era la gran debilidad que tuvo Libia en su último momento.

Pero, aparte de esto, también la gente tiene que saber cómo estaba el pueblo libio, también hay que explicar la resistencia que hubo.

Cmdte.-  Nacionalizó empresas extranjeras, hizo reforma agraria, ofreció agua potable a la gente; había servicios médicos, servicios educacionales, se preocupó por el  pueblo; esa es la verdad, hizo cosas muy positivas, tiene sus méritos.

Stella Calloni.-  Por eso le digo, son muchas las cosas. Es necesario que sepamos todo esto al momento de tomar una posición, que sepamos los elementos negativos, los positivos.

Además, allí en Bani Walid tiraron lo que le llaman la bomba atómica de los pobres, que es una bomba que mató en muy pocos minutos a una tribus entera de 2 000 personas; la bomba quita el oxígeno.  Probaron armas, como usted bien lo decía.  También como Panamá (1989). Libia fue una Guernica de la región, porque probaron un montón de armas.

También está el tema de que tampoco hacemos un seguimiento de lo qué han dejado todas las guerras, la de la ex Yugoslavia por ejemplo, qué peligros hay para la ecología en todo el armamento que están utilizando ahora. Eso tampoco lo hemos hecho.

Entonces, a lo que voy, yo reconozco la Red, pero no tuvimos un trabajo colectivo.  Sí, cada uno escribió lo que pudo y peleó como pudo, porque la soledad, en este caso, fue muy grande, y que te dejaran de publicar en periódicos, te cierran las puertas en las narices por tratar de decir la verdad. A mí me pasó, a mí me censuraron en algunos lugares que me publicaban porque era sobre Libia, y porque el poder de los israelíes, de la derecha más dura de Israel en muchos medios es muy grande, otra cosa que no estamos estudiando, porque muchísimos medios están en esas manos y no te dejan hablar.

A lo que voy es a que tenemos que hacer algo más y realizar muchas acciones creativas. Por ejemplo, Conferencias de Prensa, acciones ingeniosas. Lo hacemos muchas veces con Adolfo Pérez Esquivel cuando se quiere denunciar algo y tener impacto. Muchas veces inventamos cosas distintas, audaces, para ver cómo se impacta en los medios, pero que no se ignore.

Entonces, a eso voy, a que no podemos estar tan pasivos en ese sentido. Esa es la pasividad mala, la pasividad negativa.

Si nosotros hubiéramos denunciado el modelo libio a nivel mundial, incluso con algunos europeos y quiero destacar el gran trabajo que hace ese periódico que mencionó el compañero en Alemania, porque es lo único, o uno de los únicos que desafía el sistema. Hay que estar en Alemania, entre la enorme desinformación y ser el único que pelea, es muy importante eso.

Entonces, creo que esa propuesta que él hace de los intelectuales tenemos que recogerla urgente, porque tenemos una distancia muy grande entre todos nosotros y debemos vencerla, acortarla. Tenemos que comunicarnos más, hablarlo todo muy a fondo para que nos acompañemos mutuamente y actuemos colectivamente.
Eso es lo que quería yo agregar, simplemente para decirte lo de la Red. Gracias

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments