EL PARTIDO DE NUEVO TIPO (II)

0
954

Por Gaspar Jorge García Galló

Con la intención de aportar al estudio y discusión de la militancia comunista y del pueblo trabajador, en el marco del 14º Congreso del PCV, el Abayarde Rojo continúa la republicación del folleto de Gaspar Jorge García Galló (1906-1992), pedagogo e investigador comunista cubano, publicado originalmente en Tribuna Popular.

III. LA ETAPA DE FUNDAMENTACIÓN IDEOLÓGICA DEL PARTIDO

Los primeros grupos o círculos marxistas rusos se organizaron en la década del 80 del siglo XIX. Algunos de ellos en el extranjero, como el grupo «Emancipación del Trabajo» que dirigía Jorge Plejanov[4] en Suiza. Estos grupos hicieron un buen trabajo en el estudio y la divulgación de las ideas de Marx y Engels. Plejanov y sus compañeros combatieron las ideas políticas y económicas erróneas de los populistas o «amigos del pueblo», que menospreciaban el papel revolucionario del proletariado, situaban en primer plano al campesinado y, en sus métodos de lucha, no confiaban en las fuerzas de las masas y de su organización, sino en el valor de la acción directa y el papel de los héroes.

Cuando Lenin terminaba sus estudios del Gimnasio (bachillerato) se descubrió que su hermano Alejandro había participado en el proyecto de un atentado contra el zar. Alejandro pertenecía a la organización «Voluntad del Pueblo»[5]. Fue condenado a muerte. Su hermana Ana también estuvo detenida. Se cuenta que al comentar el método de los populistas, Volodia (Lenin) exclamó: «¡Ése no es el camino!».

Lenin, que había estudiado El Capital, libro que tenía su hermano, se adscribió al marxismo desde la adolescencia. En el año que estuvo en la Universidad de Kazán participó en el círculo que dirigía Fedoseiev. Después de ser expulsado de la Universidad laboró en otros círculos en Samara.

Aquellos primeros círculos o grupos hacían una buena labor clandestina de estudio y divulgación, pero no llegaron a vincularse con el movimiento obrero.

Cuando Lenin terminó sus estudios de Derecho, pasó a Petersburgo donde se dedicó fundamentalmente al trabajo revolucionario. En 1895 creó la «Unión de Lucha por la Emancipación de la Clase Obrera», que agrupó a varios núcleos marxistas. A diferencia de los anteriores círculos la Unión se vinculó a las luchas proletarias, y de este modo surgió el primer germen del Partido obrero revolucionario en Rusia.

Otras uniones se crearon en distintas ciudades del país y Lenin empezó a ser conocido como uno de los marxistas más capaces.

Al retorno de un viaje que hizo Lenin al extranjero para ponerse de acuerdo con Plejanov y otros marxistas y organizar el Partido, fue detenido y encarcelado a fines de 1895. En 1897 se le celebró juicio y fue condenado al destierro en Siberia. Durante su prisión y destierro los nuevos dirigentes de la Unión de Lucha se desviaron hacia la línea política del “economismo”[6]. Ya en esa época Lenin había dado muy serias batallas contra los populistas[7] y contra los llamados «marxistas legales».

El primer intento para unificar las diversas organizaciones marxistas se realizó en 1898 en la ciudad de Minsk. Participaron en ese Congreso nueve delegados que fueron detenidos casi inmediatamente. No se pudo crear el Partido, ni acordar el Programa, los Estatutos, el centro único de dirección, ni el enlace entre los grupos y uniones existentes.

Sin teoría revolucionaria no puede haber movimiento revolucionario.

Desde el destierro seguía Lenin trabajando por la creación del Partido y desenmascarando la línea oportunista de los economistas.

Cuando en 1900 cumplió su condena salió al exilio, después de algunos contactos en Rusia, y logró convencer a otros marxistas de la necesidad de una labor previa de divulgación ideológica del marxismo, para lo cual era necesario fundar un periódico que cumpliera la doble función de definir la verdadera línea marxista y sirviera de enlace entre los grupos dispersos. Ese periódico fue Iskra (La Chispa)[8].

Lenin y otros camaradas de sus mismas ideas utilizaron las páginas de Iskra para esclarecer los fines y las tareas del Partido y deslindar los campos con los economistas; es decir, para que todos supieran qué tipo de Partido debía crearse. Uno de los artículos de Lenin se titulaba: «Por dónde empezar», cuyas ideas fundamentales desarrolló después en su famoso libro: ¿Qué hacer?[9].

Como en dichos materiales están contenidas las bases ideológico-teóricas del Partido de nuevo tipo, es necesario reseñarlas del modo más sintético posible.

Las bases ideológicas del Partido leninista son las siguientes:

  1. La lucha de la clase obrera no se puede limitar al aspecto económico, pues si se limitara a ello dejaría en pie a los patronos y al gobierno que los representa, y condenaría a los obreros a una eterna esclavitud. La misión de la clase obrera es destruir el sistema capitalista y para ello hay que quitar del medio a su gobierno (en ese caso, el zarismo).
  2. Negar el papel dirigente del Partido y ensalzar la espontaneidad del movimiento obrero, como pretenden los economistas, equivale a ir a la zaga de los acontecimientos (seguidismo) y desarmar a la clase obrera cuyos enemigos tienen sus Partidos, sus estados mayores. Eso equivale a traicionar al proletariado.
  3. Rebajar el papel del elemento consciente, es decir, de la teoría, significa burlarse de la clase obrera, que tiende a la conciencia «como la planta a la luz»; es despreciar el arma mediante la cual el Partido se percata del presente y prevé el futuro; es hundirse en la charca del oportunismo, pues «sin teoría revolucionaria no puede haber movimiento revolucionario» (…) «sólo un Partido dirigido por una teoría de vanguardia puede cumplir su misión de combatiente de vanguardia».
  4. Engañan a la clase obrera los que afirman que el movimiento espontáneo puede engendrar una ideología socialista. La ideología socialista brota de la ciencia. Los que niegan la necesidad de llevar la ideología socialista a la clase obrera, contribuyen así a que se infiltre la ideología burguesa porque no hay término medio entre ambas (no hay «tierra de nadie» en la ideología).
  5. Los «economistas» o «economicistas» no aspiran a un Partido revolucionario, sino a un Partido de «reformas sociales», lo que significa el mantenimiento del capitalismo. Son oportunistas que traicionan los intereses fundamentales del proletariado.
  6. El «economismo» no surge en Rusia por azar. Es vehículo de ideas burguesas en el movimiento obrero. Los «economistas» son aliados de los socialdemócratas de Europa –como Bernstein– que enarbolan la «libertad de crítica» y exigen la «revisión» de la teoría de Marx; ellos son los que renuncian a la revolución, al socialismo, a la dictadura del proletariado.

La batalla de Lenin contra el oportunismo «economicista» surtió efecto inmediato, pero la base ideológica que se desprendió de esa batalla ha quedado como uno de los elementos claves del Partido de nuevo tipo, por las siguientes razones:

  • Desentrañó hasta sus últimas raíces la fuente ideológica del «oportunismo», que consiste en subordinarse a la espontaneidad del movimiento revolucionario y rebajar el papel de la conciencia socialista.
  • Destacó la importancia de la teoría marxista como fuerza revolucionaria.
  • Fundamentó una de las tesis claves del marxismo, que se expresa en la fusión del movimiento obrero con el socialismo, es decir, con la ciencia.
  • Elaboró los fundamentos ideológicos del Partido.

En resumen, cuando se trata de explicar la esencia del Partido de nuevo tipo y se dice que es el destacamento de vanguardia, consciente, de la clase obrera, en el adjetivo consciente se está expresando que porta la teoría marxista, que se funda en la ciencia del socialismo, cuyos principios y leyes inculca a la clase obrera y, sobre la base de ellos, la conduce a la toma del poder y a la edificación de la sociedad comunista.

Lenin –también polemizando– estableció las bases orgánicas del Partido.


Notas:

[4] Plejanov, Jorge Valentínovich (1856-1918): destacada personalidad del movimiento socialdemócrata ruso e internacional, teórico y propagandista del marxismo. Menchevique desde 1903. Al empezar la segunda guerra mundial adoptó una posición socialchovinista. (N. del E.)

[5] La voluntad del pueblo: sociedad política secreta de los populistas-terroristas, creada en 1879. Al mismo tiempo que defendían las posiciones del socialismo utópico populista, los miembros de La Voluntad del Pueblo emprendieron el camino de la lucha política, considerando como tarea más importante el derrocamiento de la autocracia y la conquista de la libertad política. Luchaban heroicamente contra esa autocracia, pero, partiendo de la errónea teoría de los héroes «activos» y la «multitud» pasiva, pensaban transformar la sociedad con sus propias fuerzas, sin la participación del pueblo, mediante el terror individual, la intimidación y la desorganización del gobierno. Después del 1 de marzo de 1881 (día en que dieron muerte al zar Alejandro II), el gobierno destruyó la sociedad mediante crueles persecuciones, ejecuciones y provocaciones. (N. del E.)

[6] Economismo: corriente oportunista existente en la socialdemocracia de Rusia a finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX. Los economistas opinaban que la lucha política contra el zarismo debía librarla, principalmente, la burguesía liberal, en tanto que los obreros debían limitarse a la lucha económica por mejorar las condiciones de trabajo, elevar los salarios, etc. Negaban el papel dirigente del Partido y la importancia de la teoría revolucionaria en el movimiento obrero, afirmando que este último debía desarrollarse exclusivamente por vía espontánea. (N. del E.)

[7] Populista: partidario del populismo, corriente político-ideológica surgida en Rusia en la década del 70 del siglo XIX. Los populistas eran demócratas pequeño-burgueses que luchaban contra la autocracia y por la abolición de la propiedad agraria terrateniente en Rusia. Se consideraban socialistas, pero eran adversarios de la única teoría científica del socialismo, la teoría marxista, que se asienta en las leyes objetivas del desarrollo de la sociedad. (N. del E.)

[8] Iskra (la Chispa): primer periódico de los marxistas revolucionarios de Rusia, fundado por Lenin a fines de 1900. Aparecía en el extranjero y se difundía ilegalmente en Rusia. La Iskra leninista de los años 1900-1903 desempeñó un enorme papel histórico preparando la formación del Partido político independiente del proletariado de Rusia. En noviembre de 1903, poco después del II Congreso del Partido Obrero Socialdemócrata de Rusia, el periódico pasó a manos de los mencheviques. (N. del E.)

[9] ¿Qué hacer?: material elaborado por Lenin en 1901 y principios de 1902 con el fin de preparar las condiciones para el II Congreso del POSDR. Se publicó en 1902 en Stuttgart. Este libro refutó la ideología oportunista de los «economistas» o «economicistas»; demostró sus raíces y sus fuentes correspondientes, consistentes en el sentimiento y la supeditación al movimiento espontáneo de los obreros y en rebajar el papel de la conciencia socialista; destacó la importancia de la teoría revolucionaria; estableció la tesis de que el Partido es la fusión del movimiento obrero con el socialismo, y sentó las bases ideológicas del Partido. (N. del A.)


Continúa en el próximo Número de Tribuna Popular, conLa etapa de la fundamentación orgánica del Partido”. (Esperamos republicarla en Abayarde Rojo Digital)

– «Solo los obreros y los campesinos iran hasta el fin, solo su fuerza organizada lograra el triunfo»
Augusto C. Sandino

– «de todas las clases que hoy se enfrentan con la burguesia, solo el proletariado es una clase verdaderamente revolucionaria»
Carlos Marx y F. Engels, Manifiesto del Partido Comunista

– «Sin Teoria Revolucionaria no hay Movimiento Revolucionario»
Vladimir Ilich Ulianov – Lenin

– «… Esta es la Revolución socialista y democrática de los humildes, con los humildes y para los humildes. Y por esta Revolución de los humildes, por los humildes y para los humildes, estamos dispuestos a dar la vida… »
Fidel Castro Ruz -16-04-1961

– «Después de Nerón Somoza, la Revolución Popular Sandinista. Tal es la aspiración del movimiento guerrillero nicaragüense inspirado por el ideal justiciero de Carlos Marx, Augusto César Sandino y Ernesto Che Guevara, ideal de liberación nacional y socialismo, ideal de soberanía, tierra y trabajo, ideal de justicia y libertad»
Carlos Fonseca A. – 15-08-1969

– «los terminos medios son la antesala de la traición»
Ernesto “Che” Guevara

– «Tenemos que hacer una lucha revolucionaria, y eso pasa, por forjar conciencia de clase, lo decía Marx… Se necesita ¡la conciencia de clase! para ser revolucionario; para no convertirse en un instrumento de la contrarrevolución»
Daniel Ortega S. – 30-04-2008

– «Aqui en Venezuela, nuestra batalla es una expresión de la lucha de clases: El pueblo, las clases populares y los pobres contra los ricos y los ricos contra los pobres y los sectores populares»
Hugo Chavez F. – 30-11-2008

– «que no se reblandezcan con los cantos de sirena del enemigo y tengan conciencia de que por su esencia, nunca dejará de ser agresivo, dominante y traicionero; que no se aparten jamás de nuestros obreros, campesinos y el resto del pueblo; que la militancia impida que destruyan al Partido»
Raúl Castro Ruz

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments