¡No a la represión de comunistas en Polonia!

1
840
Foto: Twitter.

Por: Mireya Cárdenas

Este próximo 4 de enero los líderes del Partido Comunista de Polonia (Komunistyczna Partia Polski, KPP) enfrentarán juicio ante las cortes dominadas por el partido gobernante de derecha que ha acabado con la separación de poderes, el Partido de Ley y Justicia (PiS), liderado por Jaroslaw Kaczynski. Originalmente se había pautado juicio para el viernes 7 de diciembre, pero debido a la presión internacional y la solidaridad de organizaciones comunistas de toda Europa, las autoridades judiciales polacas optaron por aplazar el juicio contra tres militantes comunistas en dicho Partido.

El Partido Comunista de Polonia y su militancia actualmente son objeto de judicialización y criminalización mediante el escrutinio de sus actividades partidarias ante el Tribunal Constitucional del país. El pliego de las acusaciones indica que por el espacio de dos años, el Partido ha realizado propaganda a favor de un “sistema totalitario” mediante su órgano de prensa, Brzask. El propósito de este juicio es ilegalizar el Partido como parte de la lucha política de la clase burguesa de dicho país. El partido en el poder está en una guerra con toda organización de izquierda, por lo que la palabra “comunismo” es objeto del más profundo rechazo y censura en las estructuras gubernamentales polacas. Sin embargo, es evidente que el verdadero totalitarismo se cuaja desde la oficialidad burguesa del partido en el poder; y se advierte en sus propias consignas: “un partido, un líder, una religión” según indicado por el Secretario General del KPP, el camarada  Krustof Szwej.

No es la primera vez que el PiS ha intentado ilegalizar a cuadros comunistas, quienes han tenido que soportar multas y prohibiciones temporeras para actuar y manifestarse públicamente. La derecha ha estado constantemente atacando al Partido desde su refundación en el 2002. El Parlamento Polaco, el Sejm, dominado por el PiS ha ratificado las enmiendas para borrar la memoria histórica del comunismo en el país, permitiendo la demolición de cientos de monumentos soviéticos en honor al Ejército Rojo, entre otras medidas. Vale señalar que en Polonia existen sobre 400 monumentos en memoria del Ejército Rojo dispersos en todo el país. El gobierno Polaco y su burguesía llevan tiempo pretendiendo agradar a sus amos imperialistas y borrar su propia historia, intentando igualar el comunismo con el nazismo. Tal barbaridad le da la espalda a la historia polaca bajo el socialismo y busca borrar el hecho de que fueron los nazis quienes comenzaron allí la Segunda Guerra Mundial en septiembre de 1939, iniciando el grave conflicto mundial que cobró la vida de más de 50 millones de personas. Polonia quedó devastada y fue finalmente liberada por el Ejército Rojo de la U.R.S.S., fuerza que finalmente desterró a los nazis en el país para el año 1944.

De otra parte, en julio del año pasado el gobierno aprobó una enmienda al código penal que prohíbe el uso y la portación de símbolos comunistas como la hoz y el martillo, las banderas rojas, e impone penas de cárcel por ello.

En estos días, se suman sobre 76 Partidos Comunistas y Obreros de todo el mundo condenando este patrón de escalamiento de violencia y persecución anticomunista en Polonia. Se han organizado múltiples manifestaciones ante los consulados polacos en Europa (Grecia, España e Italia) y Rusia para recabar apoyo y solidaridad con el KPP.

No es casualidad que este despliegue de judicialización, represión y detenciones a los militantes comunistas polacos coincida en el tiempo con la agudización de la opresión y la explotación a los trabajadores en toda Europa. Esta nueva ola de represión sacude al mundo en cada esquina, pues coincide con las medidas de austeridad reaccionarias dirigidas contra la clase trabajadora resultado de la actual crisis capitalista que impone un nuevo periodo de explotación del trabajo y recorte de las conquistas sociales y derechos adquiridos históricamente por la clase obrera. Resulta por tanto necesario para la clase capitalista en cada país no solo borrar la memoria histórica de la construcción socialista, sino reprimir y destruir a todas las organizaciones políticas que luchen por la emancipación de la clase obrera, y en específico, poner en la mira a todos los partidos y organizaciones comunistas que promulguen abiertamente el derrocamiento del capitalismo y los monopolios.

La Unión Europea, como el frente de los monopolios y los grandes consorcios europeos al servicio del gran capital; lanza una guerra abierta sin cuartel contra los trabajadores de toda Europa. Esta ofensiva generalizada, como como hemos visto, ha desembocado estos días en el rechazo de las masas trabajadoras en París; pues a fin de cuentas los pueblos de Europa se están despertando a la realidad evidente de que el poder de las oligarquías financieras y los monopolios pretenden llevarnos a un tiempo de oscuridad y miseria. El auge del fascismo en todo el mundo y específicamente en Europa es cónsono con los objetivos y las directrices impuestas por la Unión Europea y la OTAN, quien, recordemos, dirigió directamente el Golpe de Estado fascista en Ucrania en el 2015.

Desde Puerto Rico las comunistas nos solidarizamos con la justa lucha de los comunistas en Polonia y con las protestas y las denuncias contra las medidas anticomunistas en dicho país, el cual sufre en carne propia la carrera armamentística de los planes militaristas de la OTAN. Las tensiones internas de la crisis capitalista han sembrado en todas partes, xenofobia, racismo e intolerancia. Como señala el KPP: “El rol de un Partido Comunista es contrarrestar la propaganda burguesa y mantener sus principios ideológicos a toda costa. Los comunistas somos la única fuerza en la sociedad actual que aplicamos consecuentemente la política de clase. Los capitalistas utilizan sus medidas legales para destruir nuestra alternativa política, sabiendo que durante las crisis capitalistas el pueblo gana consciencia de clase. En Polonia el gobierno intenta ilegalizar nuestro Partido. Por el espacio de 3 años,  los miembros de la mesa editorial de nuestro periódico han enfrentado persecución bajo el pretexto de que promulgan el comunismo como “sistema totalitario”. Apreciamos todo el apoyo de los camaradas alrededor del mundo. ¡El Partido Comunista de Polonia no se dejará intimidar por los capitalistas y reaccionarios!”

Mientras existan explotados en todo el mundo, los Partidos Comunistas guiados por el marxismo-leninismo no desaparecerán. Los comunistas de Puerto Rico expresamos nuestra solidaridad con los camaradas perseguidos y amedrentados en Polonia por la clase burguesa de su país. La lucha de los camaradas polacos para frenar el anticomunismo; para contrarrestar los ataques y la represión por parte de su gobierno; y para continuar su lucha revolucionaria aplicando la táctica leninista bajo cualquier circunstancia, es parte parte del libro de estudio para luchar por la revolución en nuestro país. Su lucha es nuestra lucha, porque se trata de una lucha a favor de toda la humanidad contra la bestia capitalista.

1 Comentario

Responder a Bartosz Bieszczad Cancelar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

What is 2 + 5 ?
Please leave these two fields as-is:
¡Importante! Para comentar en este blog tendrá que resolver la ecuación matemática. De esa manera la administración de este blog entenderá que usted es un humano y no un proceso computadorizado.