La lucha contra el oportunismo

0
1004
El camino hacia delante para el magisterio en Puerto Rico requiere el aislamiento político de las fuerzas del oportunismo dentro de la alta burocracia sindical.

Por Lidia López

 

En la esfera de la lucha política de los trabajadores, el oportunismo se refiere a: la colaboración de clases, el repudio a la actividad política independiente de los trabajadores y al objetivo de la toma revolucionaria de poder por la clase trabajadora, la obediencia ciega al marco legal capitalista en la táctica, la desconfianza en los trabajadores y su capacidad revolucionaria además de la promoción de la fe en los políticos capitalistas.

El oportunismo tiene sus raíces objetivas en las vastas diferencias materiales dentro de la clase de asalariados.  Aunque no siempre el caso, las capas privilegiadas del trabajo asalariado tienden hacia posiciones conservadoras en la política debido a su relativa comodidad.  Hace más de ciento y cincuenta años los socialistas en países como Inglaterra, el entonces centro del mundo capitalista, notaban este conservadorismo entre las capas mejor remuneradas de la clase trabajadora.  En vez de promover una oposición revolucionaria al régimen de la explotación capitalista, estos elementos dentro del movimiento obrero oportunistamente se convirtieron en una especie de retaguardia capitalista.  Fomentaban ilusiones en la clase capitalista y sus servidores políticos mientras subordinaban la lucha de la clase trabajadora en general al mantenimiento del régimen de la explotación capitalista.  Esta tendencia conservadora y oportunista contrastaba con el radicalismo que prevalecía entre las capas bajas de los trabajadores que demostraban no sólo mayor oposición al régimen de explotación capitalista sino una adhesión al socialismo revolucionario.

Con el tiempo, la expansión del capitalismo a través del mundo trajo una generalización de estas dos tendencias dentro del mismo movimiento obrero, la una representada por el conservadorismo de los estratos superiores de la clase trabajadora, particularmente entre la burocracia sindical, y la otra compuesta de radicales socialistas entre las capas bajas de los trabajadores.  No fue hasta el período de la primera guerra mundial, y más precisamente la revolución rusa de 1917, que se logró una separación formal entre las tendencias oportunista y revolucionaria dentro del movimiento obrero internacional.

A pesar de dicha separación formal hace más de cien años, la lucha contra el oportunismo siguió siendo, y sigue hasta el día de hoy, como una parte indispensable de la lucha de clases de los trabajadores dentro del movimiento obrero.

Es en este sentido que cualquier evaluación objetiva del papel desempeñado por Aida Díaz, una líder sindical de uno de los sectores más importantes y políticamente activos de la clase trabajadora, el magisterio, lleva a una conclusión innegable.  Durante varios años de “liderato”, Díaz ha llegado a encarnar la esencia del oportunismo con todas sus consecuencias perniciosas para la lucha de los trabajadores.

Los acontecimientos recientes corroboran nuestro juicio.

Díaz ha ejemplificado y promovido constantemente la fe en los políticos capitalistas, particularmente aquellos del ultra reaccionario y anti obrero PNP.  Ella no sólo ha sostenido varias reuniones privadas con los mismos políticos que imponen leyes anti obreras sino que ha trabajado abiertamente para debilitar las iniciativas del magisterio.  Para destacar un ejemplo muy revelador, recordamos que en los mismos momentos en que los maestros se preparaban para manifestar su repudio a la reforma educativa, ésta tuvo el descaro de sostener una reunión privada con el canalla Thomas Rivera Schatz.  Fue después de aquella reunión que Díaz declaró ante la prensa, “Yo no saco nada con tirar a los maestros hoy a un paro, cuando estoy en una mesa en la que puedo conseguir otras cosas … Hoy continuaremos trabajando a ver si podemos mejorar y cambiar lo que se entiende que fue un proyecto de reforma educativa. Pero no vamos a levantarnos de la mesa. El momento de levantarse de la mesa es cuando ya lo has perdido todo, cuando llegaste al final y no conseguiste lo que esperaba conseguir…lo que nos tiene trancado es las chárter y los vales, que ellos no ceden.

Detrás de estas sandeces lo que hay es una desconfianza en la fuerza y la capacidad del magisterio en particular y la clase trabajadora en general.  Aida Díaz no sólo siembra ilusiones de la buena voluntad de políticos capitalistas en el magisterio con sus excusas fraudulentas sobre las negociaciones sino con su ejemplo traicionero repudia cualquier iniciativa obrera fuera del estrecho marco de lo que es permisible y controlable por los capitalistas.  De esta manera trabaja, objetivamente, para reforzar la subordinación política del magisterio a los políticos capitalistas, para desorientar a los maestros que permanecen bajo su influencia, para dividir y debilitar la lucha magisterial en su conjunto.

Sería completamente equivocado pensar que Aida Díaz toma estas acciones debido a un error de cálculo.  Por el contrario, sus acciones son el resultado de cálculos muy deliberados llevados a cabo entre ella y sus manejadores políticos.  Por un lado, como todo burócrata sindical, Díaz quiere preservar su estatus privilegiada.  Por el otro, sus cómplices políticos entienden que la mejor defensa contra la creciente radicalización obrera es la colaboración de estos burócratas sindicales todavía capaces de influenciar a suficientes sectores del magisterio.

Los comunistas llevamos a cabo una lucha abierta contra el oportunismo.  Trabajamos para  desenmascarar las traiciones de figuras como Aida Díaz y así aislarlas políticamente, socavar su influencia entre los trabajadores, que no es más que la influencia de los capitalistas, para que la clase trabajadora pueda avanzar en su lucha.  Les recalcamos a los trabajadores en general que la única manera de fortalecerse para las batallas por venir es mediante una purga de entre sus filas de esta nociva influencia oportunista.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

What is 5 + 3 ?
Please leave these two fields as-is:
¡Importante! Para comentar en este blog tendrá que resolver la ecuación matemática. De esa manera la administración de este blog entenderá que usted es un humano y no un proceso computadorizado.