Respuesta del Partido Comunista de Puerto Rico a los recientes comentarios de Donald Trump sobre haitianos, salvadoreños y africanos

0
690
Los aliados locales del canalla Trump

 

Justo un día antes del octavo aniversario del terremoto que resultó en 150 mil muertos en Haití, y un par de meses después de revocar el Estatus Protegido Temporero (TPS) para inmigrantes haitianos en EEUU, Donald Trump volvió a demostrar su esencia racista y ultra reaccionaria.  En una reunión bipartidista en la Casa Blanca en la que se discutía un plan para proteger a los jóvenes soñadores cobijados bajo el programa DACA a cambio de financiamiento para aumentar la seguridad fronteriza, varias fuentes informaron que al enterarse de que lo que se proponía podía proteger a inmigrantes haitianos Trump preguntó a los miembros del congreso reunidos: ¿Por qué queremos a gente de Haití aquí?  ¿Por qué no podemos permitir a inmigrantes de Noruega y tenemos que permitir a gente de países de mierda (shithole countries) como Haití?  Se ha informado de que en la misma reunión Trump hizo otras referencias despectivas sobre salvadoreños y africanos.

 

Estos comentarios hablan por sí mismos.  La posición de los comunistas respecto a la administración de Trump, la clase capitalista estadounidense y todo el establecimiento político que la defiende, tanto en EEUU como en Puerto Rico, ha sido ampliamente difundida en AbayardeRojo.  También están documentadas nuestras denuncias de la complicidad, tanto tácita como abierta, de los politiqueros de la colonia con la política reaccionaria de sucesivas administraciones estadounidenses.

(Imagen tomada del Twitter de Jenniffer González)
Ricky y Donald

Sobre la cuestión migratoria reiteramos nuestra línea.  Defendemos el derecho de toda persona a establecerse en el país que desee para trabajar y vivir una vida plena.  Exigimos la igualdad de derechos para toda persona que inmigra en busca de trabajo.  Instamos a los trabajadores a combatir todo intento de fomentar divisiones entre sus filas por líneas raciales, étnicas, religiosas, de género u orientación sexual.  Los verdaderos enemigos son los explotadores capitalistas y sus defensores políticos.