Un programa de recuperación para la clase obrera

0
528
Les toca a los obreros políticamente conscientes presentar sus propuestas de reconstrucción.

Por Abayarde Rojo

 

Los capitalistas y sus apologistas pequeño burgueses han presentado sus propuestas de recuperación.  Ahora les toca a los obreros políticamente conscientes presentar las suyas.

  1. Control obrero sobre las principales industrias del país, particularmente la industria energética y de acueductos y alcantarillado, mediante la inmediata formación de comités de obreros. Dichos comités, compuestos por los obreros más responsables, democráticamente elegidos y revocables en todo momento por sus compañeros electores, deben hacerse cargo de todas las funciones operacionales y administrativas de las industrias bajo su control.  Entre sus prioridades inmediatas, los comités deben:

 

  • Destituir la actual gerencia de las corporaciones públicas compuesta por elementos como Ricardo Ramos y Elí Díaz Atienza y radicar cargos en su contra;
  • Anular todos los contratos firmados entre los ejecutivos de estas corporaciones y empresas privadas, particularmente los firmados durante el último año, y “abrir todos los libros” para hacer públicas y comprensibles todas las finanzas relacionadas a estas entidades;
  • Reinstalar todos los trabajadores despedidos bajo las leyes anti obreras impuestas bajo las últimas dos administraciones coloniales para formar las brigadas necesarias para la restauración energética;
  • Hacerse cargo de inmediato de todas las contrataciones y despidos de empleados además de la determinación de la escala de paga para todos los empleados;
  • Gestionar con peritos de las principales instituciones docentes y científicas del país, o del exterior, para elaborar un plan para la modernización y/o rehabilitación de la infraestructura actual y la transición a recursos renovables.

 

  1. La ampliación y consolidación de los cuerpos populares auto organizados, ej. ejércitos de voluntarios para repartir suministros, brigadas de vecinos para atender los vulnerables y rehabilitar las comunidades, brigadas de trabajadores en todos los ámbitos, etc. en órganos permanentes dentro de cada comunidad y centro laboral. Todos los fondos públicos actualmente destinados a la contratación de “asesores” de gobierno y para apuntalar esa fosa de corrupción, despilfarro e incompetencia que se llama legislatura colonial deben confiscarse para financiar el trabajo de estos cuerpos de ciudadanos.

 

  1. La inmediata cancelación del IVU y la inmediata imposición de un impuesto sobre las empresas capitalistas privadas cuyo porciento será determinado por referendo popular.

 

  1. La requisición de todas las habitaciones hoteleras que se están usando actualmente para alojar a militares y otros oficiales de las agencias federales para que las ocupen las familias que se han quedado sin techo.

 

  1. Un llamado a la clase obrera internacional a que colaboren en la reconstrucción del país en todas las áreas donde pueda aportar.