A picture is worth a thousand words

0
346
En lo que se agrava la crisis social, Donald y Ricky afinan su estrategia.

Por Abayarde Rojo

 

Tal como advertimos los comunistas, la visita de Donald Trump a Puerto Rico nada tuvo que ver con lo que está sufriendo la gente.  Fue todo un teatro político barato.  Y los boricuas que formaban parte de ese elenco de aduladores se mostraron a la altura de su reputación.

 

En lugar de un análisis de lo sucedido, les ofrecemos a nuestros lectores entre la clase trabajadora unas imágenes que, como dice el refrán inglés, valen más que mil palabras.

 

(Imagen tomada del Twitter de Jenniffer González)

 

(Imagen tomada del Twitter de Thomas Rivera Schatz)

 

Los adversarios, Trump y Yulín Cruz, unidos en su defensa del coloniaje y el capitalismo. Imagen tomada de Twitter)

 

Al momento hay, según las cifras oficiales, casi diez mil personas en 137 refugios sin contar aquellas que se han ido a vivir con parientes o amigos, 93% de la población sin electricidad, 55% de la población sin agua potable, y aproximadamente 60% de la población sin acceso directo a servicio telefónico estable.  El acceso al efectivo a través de las máquinas ATH sigue siendo muy limitado y sólo 510 comercios, para un país con 48% por ciento de la población dependiente, están procesando el PAN.  Los hospitales operantes siguen en condición muy precaria, particularmente en las áreas rurales, y se anticipan epidemias de enfermedades diarreicas y transmitidas por mosquitos.  La cifra oficial de muertes por Maria asciende, por el momento, a 34 y se han disparado los suicidios.  Además, las escuelas públicas no van a estar en sesión por lo menos para las próximas dos semanas.

 

Les dejamos a nuestros lectores llegar a sus propias conclusiones.