Rosselló estrecha lazos con administración de Trump

0
180
La cara del fascismo contemporáneo que tanto elogia Ricky Rosselló.

Por Lidia López

 

En una conferencia de prensa la semana pasada se anunció que Donald Trump visitará a Puerto Rico y las Islas Vírgenes supuestamente para ver el impacto del huracán Irma.  Aunque la visita no tiene fecha fija todavía, el gobernador colonial ya está elogiando a Trump y su equipo por su supuesto apoyo.

 

La visita de Trump será un gesto vacío para las masas.  A pesar de que el daño causado por Harvey e Irma se estima en cientos de miles de millones de dólares, la administración de Trump que tanto elogia Rosselló por su ‘apoyo’ sólo dedicó $15 mil millones, al menos la mitad de los cuales en forma de préstamos, para el esfuerzo de recuperación.  De hecho, en los meses desde que tomó posesión, la administración Trump efectivamente redujo el presupuesto para FEMA y otras agencias federales encargadas de proteger a la población en tiempos de emergencias y accidentes, mientras aumentó dramáticamente los fondos para el aparato represivo con que se sigue llevando a cabo la caza de brujas contra los inmigrantes.

 

El desdén imperial que Trump y sus compinches tienen hacia los millones de trabajadores cuyas vidas fueron devastadas por estas tormentas estaba en pleno despliegue desde el principio.  Durante una de las dos visitas de Trump a Texas después de Harvey, el megalómano, hablando en un centro de refugiados entre personas que habían perdido todo, no pudo más que elogiar a su propia administración a pesar de que ni siquiera logró elaborar un plan organizado para evacuar el área de Houston, densamente poblada y susceptible a inundaciones, o asegurar las refinerías que el público horrorizado vio prender en llamas como resultado de la tormenta.  Es de notarse, sin embargo, que ni la pérdida de vidas o los daños sufridos a causa de estos huracanes pudieron detener los esfuerzos de la administración de Trump para impulsar su plan de reducir los impuestos a los más ricos.

 

¿A qué viene Trump a Puerto Rico y las Islas Vírgenes?

 

En cierta manera su visita obedece la lógica de la capa social parasitaria que representa.  La devastación ocasionada por un evento como Irma crea oportunidades para la inversión capitalista.  Trump, un magnate inmobiliario que ha usado su estadía en la Casa Blanca para abiertamente promover sus propios intereses ahora se une a elementos como John Paulson, etc. para especular en una variedad de campos en la colonia, desde la privatización de escuelas, a la promoción de energía a base del gas natural, o quizás otra monstruosidad arquitectural con su apellido en letra dorada colgado al frente.  Y a Ricky junto con su coterie de ñangota’os de la política colonial barata les place servir de tour guides a cambio de unas migajas que se les tiren.

 

Los trabajadores conscientes no se dejan engañar por esta farsa.  Repudiamos la visita de Trump, un representante político de la corriente fascista dentro de la clase capitalista estadounidense.  En palabras que de seguro ha de entender les decimos, “Trump, you are not welcome in Puerto Rico.”

 

Además, les señalamos a las masas trabajadoras que al estrechar lazos con ese vil elemento, Rosselló se ha quitado la careta para mostrar sus verdaderos colores.   Como dice el viejo refrán, “Dime con quien andas y te diré quien eres”; o para que Ricky también lo entienda, “Tell me who you walk with, and I will tell you who you are.”