El retiro en peligro y la organización en delirio

0
97

Por: Gabriel Martínez

El pasado viernes 1ro de septiembre en Mayagüez, trabajadores magisteriales activos y retirados de diferentes escuelas realizaron una reunieron en donde conversaron y se orientaron sobre la situación en que se encuentra su retiro ante los embates de reformas. Reformas que debilitan el viejo sistema de retiro llevando el mismo a la ruina. En forma de tertulia, la líder sindical Eva Ayala, discutió el turbio panorama que enfrentan los maestros del sistema público de enseñanza del país.
Varios docentes intercambiaron sus dudas y preocupaciones ante la reducción en sus pensiones de retiro frente al dominio de la Junta de Control Fiscal sobre el sistema de retiro. La Junta de Wall Street tiene la potestad de enmendar y reformar la ley que protege el dinero del retiro magisterial; veamos pues, en los motivos de la Ley 91 en la cual expone que “garantiza el recibo de los derechos y beneficios que a los maestros corresponden en un tiempo justo”. Los docentes allí presente expresaban su gran preocupación ya que reconocen que su retiro está a expensas de los grandes intereses y que estos han demostrado no tener piedad con la clase trabajadora del sector público. Reconociendo las acciones aprendidas del sistema contra los trabajadores, surgió una división entre los que, en búsqueda del bienestar inmediato, se planteaban cuál sería la mejor opción de retiro adelantado para así perder menos y entre los que planteaban como primordial el esfuerzo por la organización del magisterio para hacer frente a los atropellos de la Junta de Control Fiscal y el desmantelamiento de la educación pública.
El Partido Comunista de Puerto Rico entiende que es de suma importancia que cada docente se encuentre orientado sobre su situación de retiro, pero aún más importante es que esta sirva de indignación y se reproduzca en la organización desde las bases del magisterio en el Frente Amplio Unido por la Educación Pública de Puerto Rico. De esta manera, concentrar fuerzas ante el cierre de escuelas, reducción de jornada y el inminente robo al sistema de retiro público que dejará descobijado a miles de maestros y maestras de la posibilidad de una vida estable antes y después de su retiro.