Maestra y maestro, madre y padre, estudiante: ¡Ocupen su escuela!

0
20

Por Abayarde Rojo

 

El anuncio del cierre de 179 escuelas representa una fase superior en la reorganización del territorio en beneficio de los capitalistas. Los comunistas les advertimos a las masas obreras que la administración entrante iba a escalar los ataques contra todos los programas sociales y los derechos adquiridos de las masas obreras.  Los ataques actuales contra la educación pública a todos los niveles allanan el camino para la privatización escolar, despidos de maestros y el empeoramiento de condiciones tanto para los estudiantes como el personal docente.

 

Aunque el impacto inmediato de los cierres para estudiantes y docentes ha sido reconocido en general – el hacinamiento del estudiantado, la imposición de condiciones de viaje onerosas para familias, despidos de maestros, etc. – lo que no se ha destacado es el vil papel que jugaron algunos “representantes” del magisterio en la imposición de estas medidas.  La clase dominante no se sentiría confianza en su capacidad de llevar a cabo tales medidas si no tuviera la colaboración activa de personas como Aida Díaz, presidenta de la Asociación de Maestros.  El papel objetivo de los llamados ‘líderes’ sindicales como Díaz es subvertir la lucha militante de las masas obreras mediante la promoción de ilusiones de colaboración entre clases o la canalización de la lucha obrera al callejón sin salida de las peticiones a la legislatura o los tribunales.

 

En el caso particular de la presidenta de la Asociación de Maestros, fue evidente su oportunismo cuando puso los intereses particulares del magisterio por encima de los de la clase obrera en su conjunto durante su reunión en Fortaleza para negociar una enmienda especial al entonces proyecto 938. En vez de dar un ejemplo de solidaridad obrera mediante una fuerte denuncia de la derogación de derechos adquiridos por todos los obreros, nos ofreció uno de intereses estrechos y oportunistas.  Pero ni siquiera eso pudo igualar a la bajeza con que intentó justificar su oposición a las manifestaciones del Primero de Mayo evocando el espectro de la infame Ley 45. Se debe recordar que Díaz también se prestó para reunirse con Keleher y dar su aval al plan para cerrar escuelas, lo cual permitió a la titular de Educación proclamar públicamente que las decisiones se llevaron a cabo en consulta con amplios sectores de la sociedad.

 

¡Esta es una gran mentira! Las masas se oponen al cierre de escuelas.  Y los maestros deben oponerse al liderato oportunista de personas como Aida Díaz.

 

Para combatir el plan para cerrar las escuelas se hace urgente la inmediata organización de comités de base compuestos por maestros y demás personal con conciencia, estudiantes y padres en todas las escuelas independientemente de si están en la lista para cerrar o no.  Estos comités deben coordinar la ocupación inmediata de las escuelas a través del sistema de educación pública entero además del llamado a otros sectores del movimiento obrero y la sociedad civil, como los universitarios, para que se unan a la defensa de la educación pública.   Únicamente la fuerza unida del magisterio, el estudiantado, las comunidades y los obreros conscientes puede detener la campaña que está llevando a cabo la clase capitalista.

 

Los representantes de los capitalistas han anticipado ya la intensificación de los conflictos sociales. Las recientes enmiendas al Código Penal, las cuales criminalizan actos de protesta como el impedir la entrada a las escuelas u ocupar terrenos y propiedades, forman parte de los preparativos para amedrentar a la gente y suprimir cualquier manifestación de oposición a las políticas de los capitalistas.  Sin dudas, los secuaces de los capitalistas usarán todos los medios a su disposición, desde el fomento de divisiones dentro de la oposición a la fuerza bruta, para aplastar la resistencia de la gente.  Los maestros, los estudiantes y sus familias tendrán que ajustarse a esta realidad. Únicamente la unidad basada en una lucha militante, disciplinada y resuelta será efectiva contra el enemigo.

 

El Partido Comunista de Puerto Rico insta a todos los maestros, estudiantes y familias a organizarse en comités de base para la defensa inmediata de las escuelas listadas para el cierre.

 

¡Maestra y maestro, estudiante, madre y padre, organícense para retomar su escuela!