Asamblea del RUM ratifica nuevamente la huelga indefinida

0
135

por Abayarde Rojo

Hoy bajo un sol imponente en el Parque Isidoro García de Mayagüez cerca de 3,700 universitarios celebraron su Asamblea de Estudiantes. En la misma, la cual contó con una participación de cerca de 3,700 personas, el estudiantado del RUM debatió arduamente una moción para levantar la huelga la cual fue derrotada por la Asamblea. La moción fue derrotada con 1,858 en contra, 1,246 a favor y 51 abstenidos.

La Asamblea acogió también varias de las mociones ratificadas en la pasada Asamblea Nacional. Entre estas se acogieron la oposición a los recortes de la UPR, la auditoría de la deuda, la renuncia del presidente del Senado Tomas Rivera Schatz y eliminar los beneficios marginales en la Legislatura, renuncia inmediata a la Presidenta de la UPR Nivia A. Fernández Hernández y de la Secretaria de Educación la Julia Keleher, promover la comunicación entre recintos y exigir mayor representación de los diversos sectores de la UPR en la toma de decisiones.  Con estos hechos y bajo unas condiciones de mucho sol y calor, el estudiantado demostró una vez más que están dispuestos a luchar contra los parásitos financieros y sus marionetas en el territorio.

En el día de ayer se efectuó la Asamblea del Claustro UPR-RUM (COMUNICADO DE PRENSA_PROTESTAmos24abril2017) en la cual sus resoluciones ratificaron las demandas del estudiantado como suyas propias. Estos hechos dignos de felicitar de los docentes junto con el voto de huelga de la HEEND dejan demostrado que las condiciones, no sólo favorecen, sino exigen una unidad obrero estudiantil para lograr cualquier avance en defensa de la UPR. La construcción y expansión de órganos compuestos por trabajadores y estudiantes con el poder decisional en todos los asuntos fundamentales de la administración universitaria es un paso indispensable. Este momento no exige más reformas superficiales como las que se han hecho en el pasado para cerrarle el pico a los “estudiantes rebeldes” dándoles unos asientos en la Junta de Gobierno de la Universidad para servir de figuras decorativas. Es el momento de implantar la demanda revolucionaria de que todas las decisiones relacionadas con los nombramientos, las asignaciones de fondos, los programas que se ofrecen al igual que la determinación de la matrícula, las condiciones laborales y los beneficios de los obreros estén sujetas a la aprobación o rechazo de dichos órganos compuestos por obreros y estudiantes. De esto se trata una verdadera autonomía universitaria: la unidad obrero estudiantil en defensa de las mayorías. Y no hay otro espacio mejor para comenzar a ejercer este poder que en los portones en lucha.