La demagogia de “unir fuerzas” ante la última carta de la Junta

0
96
Ricardo Roselló no falla en la demagogia

Por: Leidy Marrero

Luego de la última carta de la Junta, los demagogos colonialistas,  dicen que van a demandar a la Junta de Wall Street. Estos títeres ignoran a conveniencia que la propia “constitución” del ELA está subyugada al Congreso de los EEUU.

Por otro lado, estos colonialistas del PPD y el PNP, ignoran la Secc. 602 “Applicable Law” de la ley PROMESA (HR.5278), donde se expone que dicha ley debe ser aplicada, sin considerar cualquier ley en los territorios:

Otro discurso que hemos escuchado de los opresores gobernantes, es que Puerto Rico se debería acoger a la cláusula de quiebra de la Secc. 110 de la ley PROMESA:

La farsa de confrontar a la Junta

Todas estas propuestas por la burguesía criolla y los administradores del territorio, son un juego para desviar la atención de la clase trabajadora y  esperanzarnos con la posibilidad de arreglar esta bancarrota, no solamente de la colonia sino de la crisis del mismo sistema capitalista.

Quieren lanzar a la clase trabajadora a esperanzarse en cualquier invento legal para retar a la Junta, mientras reconocen su autoridad sometiendo cartas y el borrador del plan fiscal.

Ahora toda la burguesía criolla, y la pequeña burguesía del PIP pretenden “defender” al pueblo ante los tribunales y en el Congreso, cuando sus intereses son totalmente opuestos a los de la clase trabajadora. En fin, estos antagónicos de la clase trabajadora pretenden “defendernos” en sus estructuras de poder y de opresión.  Quieren que nos opongamos con “cordura”, cuando la violencia por parte del Estado ha estado siempre presente.

La falsa confrontación entre Roselló, y la Junta es “puro teatro” para eximirse de las consecuencias nefastas que tendrán todas las propuestas de Wall Street en Puerto Rico. Quieren quedar bien ante el pueblo mientras apoyan y aprueban leyes  para empobrecer a la clase trabajadora. Durante estos primeros meses del año 2017, hemos visto los ataques de la administración de Roselló con la aprobación de medidas como el cierre de escuelas, aumento de los impuestos a la clase trabajadora mientras se defiende el bolsillo de los ricos, de los burgueses en el territorio. Los mismos que están diciendo que están en contra de la Junta, son aquellos que durante sus gobiernos aprobaron leyes tan nefastas como el IVU durante el gobierno de Aníbal Acevedo Vilá, uno de los que pretende posicionarse como “vanguardia” del pueblo.

La demagogia de unir fuerzas

Bajo este panorama voraz,  pretenden realizar un frente con la santa alianza del PNP y el PPD para luchar contra las decisiones de la Junta.

Por tanto, la clase trabajadora debe reconocer que todas estas opciones y aparentes soluciones en contra de la Junta, son solamente actos bien orquestados por los opresores para engañar al pueblo. ¿Cómo es que supuestamente esta administración y las pasadas están en contra de los Planes de Wall Street mientras ya han aprobado medidas nefastas? ¿Cómo pueden estar en contra de Wall Street cuando ellos ya están aplicando sus planes anti-obreros?

La pantomima de su supuesta oposición es para apaciguar el descontento de la clase trabajadora en Puerto Rico no solamente por la Junta, sino por todo lo que ha precedido este sistema capitalista en la colonia.

Hemos escuchado la propuesta de “unir fuerzas” y crear un frente con los opresores. ¿Acaso estos mismos lacayos pretenden que los trabajadores marchemos juntos con los mismos que nos han oprimido? En efecto, sí. Estos demagogos pretenden que les demos la mano a nuestros enemigos de clase, a la burguesía, para ayudarlos a irnos en contra de la Junta.

La clase trabajadora debe contrarrestar y luchar en contra de este engaño. Nos debemos oponer a todas las propuestas de la Junta y a cualquier propuesta dada por los administradores de la colonia para perpetuar nuestra situación actual como sociedad capitalista.

La clase trabajadora debemos alzarnos, organizarnos y tomar las riendas de esta sociedad en Puerto Rico. Sabemos y entendemos toda la corrupción y la putrefacción de este sistema actual en Puerto Rico e internacionalmente. Elevemos nuestra conciencia para que entendamos que es posible organizarnos para sacar a toda esta crápula corrupta, opresora y parasitaria.

Si hay un sector que podemos combatir e irnos en contra de la ley de la Junta de Wall Street y todos sus lacayos en la colonia, somos la clase trabajadora.

No solamente podemos irnos en contra de todos los recortes que proponen la Junta y el gobierno, sino que podemos organizarnos para cambiar y erradicar esta sociedad que lo único que perjura es extrema pobreza y más deshumanización.

¡Construyamos una sociedad para la mayoría, la clase trabajadora!

¡Organicémonos en nuestros barrios y nuestros trabajos para tomar las riendas de la sociedad!