Sindicatos se manifiestan contra la reforma laboral

0
96

Por Abayarde Rojo

Decenas de organizaciones sindicales de empleados gubernamentales marcharon desde el puente Dos hermanos al Distrito de Convenciones en repudio a la recién aprobada reforma laboral. Miles de trabajadores y trabajadoras, con un fuerte contingente de la UIA, marcharon para dejarle saber a la Asociación de Industriales de Puerto Rico (AIPR) su oposición, no solo a la reforma laboral que abolió la jornada de ocho horas, sino todo el “paquete” de medidas antipopulares que incluye, la facultad de destruir el medioambiente en aras del “desarrollo económico”.

El propósito de este mal llamado “caucus” entre la burguesía criolla de la AIPR y funcionarios gubernamentales era hacer la repartición de los bienes públicos de forma organizada. Mientras los administradores del territorio reparten el patrimonio público, que hemos construido los trabajadores por décadas, juegan a la falsa confrontación con la Junta de Wall Street, como medida populista para confundir y dar la apariencia de defender al pueblo. Pero la clase obrera no nos debemos dejar engañar. Todo este plan está siendo llevado a cabo en coordinación de todos estos sectores explotadores, unidos bajo un solo estandarte: el saqueo sistemático.

Resulta positivo ver en estas manifestaciones la fuerza social de que representa la clase obrera. Sin embargo, para lograr convertir a la clase obrera en fuerza política, que sirva de vanguardia a las masas trabajadoras en la lucha por el derrocamiento de la burguesía y del capitalismo, es necesaria su organización independiente de otras clases.

Esa organización política independiente, que es la materialización del proceso de desarrollo de la conciencia de clase, debe estar acompañada de un cambio en las tácticas de lucha que vayan más allá de las “manifestaciones pacíficas”. Ante esta realidad cobran mayor vigencia la organización de consejos obreros para la lucha política ensayando nuevas tácticas que respondan a las necesidades del momento.