Acerca del referendo griego

0
93

Por Carlos Borrero

En manos de Syriza, el resultado mayoritario del “No” en el referendo de ayer representa una continuación de la política de desorientar a las masas obreras en Grecia.

Es absolutamente esencial recordar que el gobierno de Syriza, que pretende usar el resultado del referendo para negociar un mejor acuerdo con la Troika, ya se ha comprometido a llevar a cabo la mayor parte de las medidas de austeridad exigidas por sus ‘socios’ europeos (ej. aumento del impuesto sobre valor añadido, aumento de las contribuciones al seguro social, aumento en la edad de retiro, reducciones a las pensiones, privatizaciones).  Además de llevar seis meses en constante capitulación ante la Troika, el gobierno de Tsipras impuso la semana pasada, después de que la burguesía griega asegurara su capital dinerario en bancos extranjeros durante los últimos cinco meses, unos controles de capital que sólo afectarían a las masas de trabajadores y jubilados quienes viven de quincena en quincena.  Este atroz acto de guerra contra la clase obrera griega, en que se limitan los retiros bancarios a €60 diarios, se lleva a cabo mientras se elabora un plan de ‘rescate’ para los bancos griegos en que las cuentas con depósitos de más de €8.000 serán sujetas a incautaciones de por lo menos 30 por ciento del total encima de esa cantidad.  (El ensayo para este plan se llevó a cabo en Chipre en 2013 con incautaciones de cuentas con más de €100.000.)  No es de ninguna manera el único acto en el que Syriza ha saqueado a la clase obrera griega para satisfacer las exigencias de la oligarquía financiera europea.  Hace unos meses, denunciamos desde las páginas de Abayarde Rojo Digital un plan para apropiar los fondos del sistema de seguro social griego para pagar los salarios corrientes del sector público y así no faltar un pago al FMI[i].

Es de mucha importancia luchar contra el oportunismo pequeñoburgués que siempre busca soluciones rápidas y que  van en contra de nuestros intereses como clase productora.

El voto “No” representa el rechazo sincero de las masas obreras en Grecia a las políticas impuestas por la oligarquía financiera europea.  Sin embargo, la frustración masiva de las masas griegas, canalizada a través de Syriza, les lleva invariablemente a un callejón sin salida ya que aún bajo las mejores circunstancias las demandas del  gobierno griego no resolverán los problemas más apremiantes como el desempleo, el empobrecimiento, mayores impuestos sobre el consumo y el deterioro social.  La política de este régimen, basada en la movilización oportunista de las masas con la esperanza de presionar sus ‘socios’ europeos para asegurar unas condiciones que le permitan seguir representando a un sector del capital nacional griego, está condenada al fracaso.  Tal es la suerte de la pequeña burguesía.  Su inquebrantable fe en la propiedad capitalista la lleva a traicionar todo el ‘radicalismo’ que evoca en las contiendas para ocupar el estado burgués.

Los sectores más conscientes de la clase obrera en Puerto Rico ya comprenden el carácter fraudulento de los políticos pequeñoburgueses como Tsipras, Iglesias, etc.  Como tal, rechazan las posturas de sus versiones ‘de cosecha propia’, como los Bernabé y Cía., que plantean la emulación de grupos como Syriza en Puerto Rico[ii].  La apreciación de la situación griega que hacen estos sectores más conscientes de la clase obrera en Puerto Rico los lleva a conclusiones completamente diferentes a las de los políticos pequeñoburgueses de la colonia.  Precisamente por eso exigen, de Atenas a San Juan, la anulación unilateral e inmediata de la deuda y la nacionalización de todas las industrias principales bajo el control obrero.


[i] http://abayarderojo.org/index.php/syriza-continua-fielmente-la-ruta-trazada-por-el-capital-financiero-europeo/

[ii]http://www.elnuevodia.com/noticias/politica/nota/bernabepuertoricodebemirarseenelespejodegrecia-2069270/