Construcción amenaza ave nativa en peligro de extinción

Comunicado de prensa

Un proyecto de torre de antenas de la empresa Soluwise, Inc. en la colindancia de Sabana Grande y Guánica amenaza con destruir un importante hábitat del “Guabairo de Puerto Rico”, ave endémica en peligro de extinción.
Así lo reveló mediante comunicación escrita la Coalición Pro Salud y Ambiente de los barrios Susúa de Sabana Grande y Arenas de Guánica.
“Un grupo de amigos del ambiente bajo la dirección del biólogo Luis Martínez Acosta y utilizando equipo especializado, realizaron una evaluación de campo nocturna en el área del proyecto de construcción. El estudio reflejó la presencia en el lugar de al menos once individuos del “Caprimulgus noctitherus”, nombre científico de esta especie que solamente existe en el suroeste de Puerto Rico”, informó el grupo comunitario.
El importante hallazgo ha sido notificado a la Secretaria del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales, Planificadora Carmen Guerrero, así como a personal de la División de Servicios Especializados y la División Legal de dicha agencia.
La data también fue entregada al Fish and Wildlife Service, pues el Guabairo de Puerto Rico se encuentra en el listado de “Animales Amenazados y en Peligro de Extinción en el Caribe” de esta dependencia federal.
Durante el verano pasado el biólogo Miguel Canals Mora había establecido que el área del proyecto de construcción de la torre de antenas es hábitat del guabairo. Canals Mora laboró durante más de 30 años como oficial de manejo y otras funciones en el Bosque Seco de Guánica. Actualmente continúa colaborando con el bosque de manera voluntaria y es asesor pro bono de grupos comunitarios como la Coalición Pro Salud y Ambiente.
Recursos Naturales se encuentra evaluando una solicitud por parte de Soluwise, Inc. para construir un nuevo camino de acceso al área del proyecto de construcción. La Secretaria del DRNA reveló en octubre pasado a una comisión del Senado que investiga este caso, que Soluwise brindó “información falsa y engañosa que indujo a error” a su agencia durante el proceso de solicitud de permisos y endosos.
“La deforestación y extracción de corteza terrestre durante la fase inicial del proyecto causó un daño muy grave al hábitat del guabairo. El Departamento de Recursos Naturales estableció que la empresa deforestó sin los permisos requeridos y extrajo de manera ilegal 8,250 metros cúbicos de material de corteza terrestre. Violentaron por más de 190 veces la cantidad que tenían autorizada de 43 metros cúbicos.
La construcción del nuevo camino de acceso requeriría una deforestación y extracción de corteza mayor a la ya realizada, lo que representaría un daño irreparable a este importante hábitat del guabairo. Invitamos a todas las organizaciones que luchan por la protección de nuestro medio ambiente a ser parte de nuestros reclamos. El DRNA debe proteger al Guabairo de Puerto Rico y denegar la solicitud presentada por Soluwise para el nuevo camino, en este proyecto a todas luces fraudulento e ilegal”, finalizó la coalición de vecinos.

Luis Omar García Mercado

Coalición Pro Salud y Ambiente de los barrios

Susúa de Sabana Grande y Arenas de Guánica

  • Share
  • 0