PROSOL UTIER radica demanda contra Alcalde de Guánica

0
69
23 de abril de 2013                                          Contacto: Luis Pedraza Leduc

787-368-6210

COMUNICADO DE PRENSA
Guánica, PR – El Programa de Solidaridad UTIER, PROSOL UTIER, radicó un recurso de interdicto preliminar y permanente, así como una demanda de daños por violación de derechos civiles en contra del Alcalde de Guánica, Sr. Santos Seda Nazario. El sindicato sostiene que el alcalde incurre en la práctica de discrimen y persecución política cuando notificó el traslado de 8 ocho empleados regulares del Municipio alegando una reorganización que no existe.
El recurso legal radicado en el Tribunal Superior de Ponce el lunes, 22 de abril de 2013 sostiene que a consecuencia del proceso electoral de noviembre de 2012, la Alcaldía de Guánica tuvo un cambio de alcalde.  De ser una alcaldía dominada por el PPD, pasó a ser dirigida por el co-demandado Santos Seda Nazario, quien milita en el PNP.
El nuevo alcalde inmediatamente tomó el poder comenzó con una campaña de persecución política contra el personal identificado con el PPD.  Valiéndose de los poderes de Alcalde, Seda Nazario ha desatado una campaña de hostigamiento y humillaciones sin mostrar reparos en violar las normas de ley y la Constitución de Puerto Rico.
Mediante cartas del 21 de marzo de 2013, el Alcalde notificó a los/as empleados demandantes instrucciones de traslados a distintas dependencias del municipio.
Todos los traslados son incoherentes (caprichosos y arbitrarios) de su faz, en el sentido de que no se explica el motivo legítimo de los traslados y no guardan relación con las funciones de los puestos de los/as empleados demandantes.
Como si se tratase de una emergencia y contrario a los procedimientos establecidos en la normativa aplicable, los traslados se hicieron efectivos al 25 de marzo.  Cuatro días después de la notificación y el próximo día laborable posterior a lo notificado.

La aplicación de los traslados, solo ha corroborado lo evidente: no existen tareas para los/as empleados demandantes; no existe un espacio adecuado de trabajo en los nuevos lugares; los nuevos supervisores desconocen las razones de los traslados y la necesidad que se supone deban suplir; y se ha alterado sustancialmente las condiciones de trabajo de los/as empleados demandantes.

Por otra parte, PROSOL UTIER ha solicitado reunirse con el Alcalde Seda Nazario y aún cuando se han coordinado las reuniones estas se han suspendido para fechas posteriores. La última reunión programada para el 23 de abril fue suspendida por la oficina del Alcalde y reprogramada para el mes de mayo.
Ante esta situación PROSOL UTIER desarrollará actividades de denuncia y movilización para que se suspendan los traslados, se respeten los derechos de los trabajadores y se detengan otras medidas de persecución en violación de la ley y la Constitución de Puerto Rico.