Piquete en Mayagüez contra el gasoducto de la muerte

0
443
Por el grupo corresponsal del Abayarde Rojo en el Oeste

En la tarde  del martes 18, de enero de 2011, se realizó en Mayagüez una manifestación en repudio al embeleco de Wall Street del gasoducto de la muerte.

¡Año Nuevo, Nuevos Bríos en la Lucha! El Oeste en contra del gasoducto de Wall Street.

A pesar que el gasoducto no impactará directamente los sistemas ecológicos del Oeste, se realizo un piquete en las oficinas de la Autoridad de Energía Eléctrica en Mayagüez por considerarlo un proyecto que nos amenaza a todos. Todo el País sabe que este embeleco no cumple siquiera con las reglamentaciones mínimas para su construcción y operación, pero esta lucha es no sólo puramente ambiental, sino que es una lucha del pueblo por una política económica que atienda las necesidades de las grandes mayorías del País.

Casa Pueblo —¡Presente!

Lo que esta detrás de estos esquemas corruptos —como las APPs y el gasoducto de la muerte— es un plan para endeudar más a los organismos que deben servir al pueblo, como la AEE, y poner a los abonados a pagar para enriquecer a unos cuantos guaynabitos y a los bonistas de Wall Street. Es un esquema que imponen por todos lados —incluyendo la UPR— endeudan las instituciones del País con emisiones de bonos que enriquecen a los Marcos Rodríguez Ema (no podemos olvidar como se enriqueció con la venta de la Telefónica) y los Fonalledas de esta colonia, con la intención de poner a pagar, como en la UPR, a los estudiantes, o como en la AEE, a todos los abonados. Nos llevan al precipicio de las deudas impagables, crean la crisis fiscal llenando sus bolsillos de dinero, y cuando revienta esa crisis, ¡qué la pague el pueblo!

Comunicar con el pueblo es una importante misión de todo revolucionario.

En esta actividad se le sumaron trabajadores organizados de la UTIER, el FASyL, y otras organizaciones políticas. En la actividad se repartió propaganda del FASyL, y un boletín con información del editorial (¡Capicú!) de la edición de noviembre de 2010, del Abayarde Rojo, que recalca que esto es solamente una ficha del juego de los guaynabitos nos quieren imponer, y que hay que masificar la lucha y combatir los otros esquemas de explotación de esta camarilla corrupta que tenemos en Fortaleza.

¡Capicú!