Con motivo de la inauguración del Parque de Pelota Bajo Techo de la primera sección de Levittown y aprovechando la asistencia a la misma de cientos de padres y madres de la comunidad, estamos celebrando una manifestación con el propósito de orientar a la ciudadanía del posible peligro de los niños y jóvenes que asistan a dicho parque en caso de una falla y/o explosión del gasoducto.

El Comité Toabajeño Contra el Gasoducto celebra manifestación de orientación a los residentes de Levittown

Con motivo de la inauguración del Parque de Pelota Bajo Techo de la primera sección de Levittown y aprovechando la asistencia a la misma de cientos de padres y madres de la comunidad, estamos celebrando una manifestación con el propósito de orientar a la ciudadanía del posible peligro de los niños y jóvenes que asistan a dicho parque en caso de una falla y/o explosión del gasoducto.

Tanto el Parque que se inaugura, como las residencias, escuelas y comercios de las primeras tres secciones de Levittown, así como otras urbanizaciones y condominios aledaños, se encuentran en un área de peligrosidad en caso de explosión del tubo y/o del alcance de la onda expansiva. En explosiones ocurridas tanto en los Estados Unidos como en otros países del mundo, la onda expansiva ha alcanzado varios kilómetros de distancia.

Nosotros tenemos los mejores deseos para nuestros niños y jóvenes, por tal razón nos oponemos a la construcción del gasoducto que representaría un peligro permanente para éstos y sus familiares. Exponer lo contrario, no solamente es mentir, sino atentar contra la integridad física de éstos. Las dos explosiones en Texas, en San Bruno (California) y en estos días en China y Philadelphia, constituyen la mejor evidencia que los gasoductos explotan –en cualquier parte del mundo– no empece cuenten con las más altas medidas de seguridad.

Tanto los expertos boricuas, como los que representan agencias federales, han dejado claro que el gasoducto es innecesario y que su construcción no garantiza ni la eliminación del monopolio de los combustibles fósiles ni la rebaja en las tarifas de electricidad. Así también, han planteado que el impacto en los recursos naturales y en la salud y seguridad de las personas, es de tal magnitud que el gobierno debe descartar la construcción del tubo y  buscar alternativas que puedan utilizar el gas natural como fuente de energía temporal.

Por último,  reafirmamos que el Parque de Pelota que se inaugura hoy es un activo de nuestra comunidad que tenemos que utilizar y disfrutar, pero el tubo es incompatible con éste.

Juan Camacho 410-0574
Justo Lozada 328-1092

  • Share
  • 0