Pueblo de Cataño da un rotundo NO al Gasotubo de la Muerte

7
69
El camarada hace su trabajo partidario.
Por la Redacción del Abayarde Rojo

La Asamblea de Pueblo convocada por el Alcalde José Rosario Meléndez le envió a Luis Fortuño y a Miguel Cordero un mensaje inequívoco: “el Gasoducto de la Muerte por Cataño no va a pasar”. A juzgar por lo que se escenificó en la Asamblea, el referéndum pautado para el 16 de octubre, de aceptación o rechazo del Gasoducto va a ser un ejercicio académico.

Integrada principalmente por trabajadores —Cataño siempre ha sido el municipio proletario por excelencia— la Asamblea escuchó pacientemente a los mensajeros del Gasoducto de la Muerte presentarles su campaña pubicitaria de la “Via Verde”, preparada por los excubanos de Ballori & Farré. Era notable el aire condescendiente con el que estos señores, Daniel Pagán y Josué Colón, se “dignaban” a explicarles a ios trabajadores de Cataño que algunas de estas cosas —como la dichosa fórmula del ajuste de combustible— son muy complicadas para ellos poderlas entender.

Tan pronto la charla publicitaria terminó se abrieron las compuertas de indignación proletaria. Cansados de oir tantas mentiras empaquetadas con el lenguaje pseudo técnico, los trabajadores fueron al grano: ¿Quién se está beneficiando con este proyecto tan dañino para todo Puerto Rico, y tan peligroso para las comunidades de trabajadores a lo largo de su ruta?

Aquí vemos a una sección de las gradas que se colmaron de trabajadores de Cataño para enviarle a Fortuño el mensaje de que por Cataño no pasará el Gasoducto de la Muerte.

Alguien asesoró mal a estos mensajeros de Fortaleza. Tal vez si le hubieran hablado con franqueza al público, no hubiera erupcionado con tanta fuerza la rabia del pueblo. El primer intento de encubrimiento vino con la politiquera mención de Luis Fortuño, nombre que inmediatamente fue recibido con la rechifla generalizada. Después vinieron las evasiones y más de los argumentos publicitarios y pseudo técnicos. Predeciblemente. el río se salió de su cauce, y el pueblo se apoderó de su Asamblea. De ahí en adelante, los mensajeros del Gasoducto de la Muerte más que preguntas, lo que recibieron fueron martillazos proletarios.

Uno tras otro, trabajadores de los muelles, empleados del gobierno, y hasta un pastor de evidentes raíces catañeces, hacían trizas los argumentos vacuos y publicitarios de los mensajeros. Ante el intento de cambiar el tono de la presentación a uno de “aquí venimos a informarles a ustedes qué es lo que nosotros vamos a hacer, gústele a quien le guste”, la agitación general se hizo imparable. El asistente al Alcalde, encargado de mantener el orden en los procedimientos, optó por retirarse a la seguridad del silencio, y dejó que aquel río crecido ocupara todo el espacio que quisiera ocupar. Los rostros de los mensajeros eran muestras elocuentes de su derrota, y de los anticipos de intensas protestas sociales que esta oposición contundente  le representa a los planes de Wall Street y sus sirvientes coloniales.

Esta jovencita puso en ridículo a los mensajeros del Gasoducto de la Muerte.

Así mismo se la cantaron los trabajadores de Cataño a los mensajeros del Gasoducto de la Muerte: “esto no es para beneficiar al pueblo; esto es para llenarle los bolsillos a unos cuantos que no dan la cara”. La cara la dan los mensajeros como Daniel Pagán. Por dinero. Por suerte para ellos, no son capaces de sentir vergüenza en esa misma cara. Exasperación sí, pero no vergüenza, y de poder sentirla, se hubieran tenido que ir cuando una jovencita les preguntó que iban a hacer ellos para garantizarles a los de su edad, y a los que son más jóvenes que ellos, que ese Gasoducto de la Muerte no se convertiría en una grave amenaza para su seguridad y sus vidas. Si se tratara de ahorrarnos $10, les dijo, yo prefiero ahorrarlos en el colmado, en la compra.

Uno tras otro, tras otro trabajador se levantó al micrófono para decirle a los mensajeros que ellos mienten para beneficiar a sus jefes, y son capaces de exponer al pueblo trabajador al peligro, para ganarse sus salarios y sus igualas. Tan incontenible fue el furor de los trabajadores presentes, que la presentación de Casa Pueblo comenzó a correr el riesgo de no ocupar su turno, hasta que el propio público se autodisciplinó y le cedió los micrófonos a los visitantes de Adjuntas.

Josué Colón y Daniel Pagán pretenden ignorar a don Alexis Massol quien les hace entrega de una propuesta seria de energía renovable para Puerto Rico.

Aquí es necesario hacer un paréntesis para ofrecer el testimonio del enorme cariño y respeto que los trabajadores de Cataño le profesaron a don Alexis Massol y a la institución de Casa Pueblo. La evidencia es clara: los que luchan por el pueblo, de frente y sin intereses, reciben el afecto generalizado de las masas oprimidas. Quienes traicionan sus intereses, quienes pretenden manipularlo, tarde o temprano recibirán su desconfianza y desprecio permanentes.

Otro paréntesis es necesario para reseñar la entusiasta acogida que tuvo el Abayarde Rojo entre los trabajadores de Cataño. Los presentes no le daban tiempo a Luis a distribuirlo, y en ocasiones se lo sacaban de las manos. Con frecuencia se le acercaban a pedírselo. Las 200 copias que repartió se quedaron cortas.

La exposición de Casa Pueblo fue demoledora. No le quedó una frase publicitaria sana a las mentiras de la Vía Verde. Primero don Alexis, pero de seguido, en cada turno de los integrantes de su equipo, se aplastaron a los mensajeros del Gasoducto de la Muerte con argumentos técnicamente irrebatibles y contundentes. Tanta fue la rabia que les causó el haber sido derrotados y desenmascarados tan decisivamente, que cuando don Alexis intentó hacerles entrega oficial de un documento que recoge opciones al Gasoducto de la Muerte, ambos mensajeros lo recibieron con insolencia y desprecio, para su palpable descrédito ante el público.

Este trabajador de los muelles confronta con su experiencia a los mensajeros del Gasoducto de la Muerte.

Indiscutiblemente la Asamblea del Pueblo de Cataño constituyó un triunfo para los trabajadores, y un primer golpe serio a la Bestia de Wall Street y sus lacayos coloniales.

Para crédito del Alcalde, José Rosario Meléndez, él está ayudando a abrir las compuertas a la oposición combativa al Gasoducto de la Muerte, que serán muy difíciles de cerrar. Las aguas, inevitablemente inundarán el municipio de Toa Baja. En la Asamblea de Pueblo de Cataño participaron numerosos residentes de Levittown. El alcalde de Toa Baja, Aníbal Vega Borges, que le vendió su integridad a Fortuño por unas cuantos fondos federales para politiquear, ahora se encuentra entre la espada y la pared. El próximo escenario de la indignación del pueblo será, sin duda, en el municipio de Toa Baja.

El Abayarde Rojo fue muy bien recibido por los trabajadores de Cataño.

La lucha será larga y difícil. La insaciable lujuria de ganancias de la Bestia de Wall Street, y la arrogancia de sus servidores coloniales, los harán insensibles a las protestas del pueblo. Se irán metiendo en un callejón sin salida, y tratarán de imponerse por la fuerza. Además, no podemos olvidar que las otras cabezas de la Bestia de Wall Street, como la APP de la autopista PR22, continúan amenazándonos con devorarnos. Pero el pueblo proletario de Cataño, igual que el de Vieques anteriormente, está dando el campanazo. Se acabó el pan de piquitos. Llegó la hora de las grandes confrontaciones sociales, y vamos a triunfar. ¡Gracias, Cataño!

7 Comentarios

  1. Otros datos curiosos de la Legislatura Municipal de Cataño. Hace unos meses fui a dar una presentación sobre las cenizas de carbón y el mensaje fue receptivo. Incluso, en la COmisión que participé, se aprobó la Ordenanza presentada por la legisladora del PIP para prohibir el uso de las cenizas en Cataño. Sin embargo, con el gasoducto el canto es distinto. Incluso, escuché al presidente de la legislatura municipal apoyar el gasoducto usando como ejemplo el Supertubo (de agua), diciendo el ese proyecto sí resolvió el problema. Lo único es que se le olvidó decir que el Supertubo explotó/reventó en menos de 10 años. Si ese SUpertubo hubiera sido el gasoducto, ¿qué hubiera sucedido?

  2. LAMENTABLEMENTE LA ASAMBLEA PNP MUNICIPAL DEL MUNICIPIO DE CATAÑO DIO SU APROBACION PARA EL TUBO DE LA MUERTE A PESAR DE QUE EL ALCALDE ROSARIO ESTA EN CONTRA. POSIBLEMENTE ESTE TUBO DE LA MUERTE NO PASA POR LAS CASAS DE LAS PERSONAS QUE DIERON EL VOTO A FAVOR. QUE TRISTE PARA ESTE PAIS TENER PERSONAS TAN PEQUEÑAS DE MENTE QUE HACEN LAS COSAS PENSANDO SOLO EN POLITICA PARTIDISTA Y BARATA. QUE PENA ME DA CON ELLOS. QUE LLEVAN A SUS HIJOS Y NIETOS A JUGAR AL LADO DEL TUBO DE LA MUERTE CUANDO ESTE CONSTRUIDO A VER SI LES GUSTA.

  3. PA’LANTE MI GENTE QUE ESE TUBO PA NINGÚN LA’O QUE VÁ. AHHH!!! Y QUE

    SE ATRVEVAN QUE SOMOS MUCHOS MAS QUE ELLOS Y ESTAMOS DISPUESTOS A

    MORIR LUCHANDO QUE MORIRNOS QUEMADOS POR UNA EXPLOSIÓN DE LA

    PORQUERÍA ESA. EL PUEBLO ES EL QUE MANDA, QUE ESTOS CHARLATANES NO

    SE OLVIDEN DE ESO Y SI SE OLVIDAN, PUES HAY QUE DARLES POR LA

    CABEZA PA’QUE SE ACUERDEN!!! QUE VIVA LA UNIÓN COMUNITARIA

  4. EN CATAÑO DIJIMOS NO AL GASODUCTO DEL NORTE. QUIERO AGRADECER A LA SRA. YANINA MORENO DEL FRENTE AMPLIO CONTRA EL GASODUCTO QUE FUE LA PRIMERA EN PONER A ESTE SERVIDOR Y A LOS LIDERES DE CATAÑO AL TANTO DE ESTE NEFASTO PROYECTO PARA EL PAIS Y NUESTRO PUEBLO, AGRADEZCO A CASA PUEBLO POR LA EXCELENTE PRESENTACION, A TODOS LOS FRENTES DE LUCHA QUE HAN DICHO PRESENTE Y AL ALCALDE DE CATAÑO POR PERMITIR AL PUEBLO CONOCER SOBRE ESTE ENGAÑOSO PROYECTO.

    JUAN CANA
    LEGISLADOR MUNICIPAL PPD

Comments are closed.